El Chiringuito de Pedrerol: Sin Costa... volvió el estilo

Del Bosque ha sabido recular tras su fallida apuesta por el hispano-brasileño y la Selección ha recuperado el fútbol que asombró al mundo hace muy poco tiempo

Del Bosque, con Diego Costa
Del Bosque, con Diego Costa

Del Bosque ha sabido recular tras su fallida apuesta por el hispano-brasileño y la Selección ha recuperado el fútbol que asombró al mundo hace muy poco tiempo

Hay que reconocerle el mérito a Vicente del Bosque. Tras el batacazo del Mundial de Brasil, el seleccionador entendió que había que intervenir. Que el fracaso fue estrepitoso y era necesario cambiar muchas cosas. Que había que aprender la lección para mejorar. Y lo más importante era recuperar el estilo que implantó el gran Luis Aragonés y con el que se ganaron dos Eurocopas y un Mundial. Volver al toque, al balón circulando a toda velocidad, a la movilidad de los pequeños en el medio, a la implicación de todos, a la actitud. Había que recuperar ese estilo moderno, vistoso y ganador que convirtió a la Selección en una referencia mundial y que hizo que salieran imitadores por todo el planeta.

- Con calzador

Ese estilo que empezamos a ver en esta Eurocopa se había perdido con Diego Costa. Del Bosque le metió con calzador hace dos años. Se empeñó en que todo el equipo jugara para él. Cambió la identidad de España. No españolizó al delantero de Lagarto, sino que «costalizó» a España. Nunca llegó a encajar, pero el seleccionador se llegó a obsesionar por una promesa. No es casualidad que cuando Diego Costa ha salido del equipo, la Selección empieza a parecerse a la que nos ilusionó y nos hizo vibrar a todos hace muy poco tiempo.

- Hemos vuelto a disfrutar

Ante la República Checa y ante Turquía, hemos vuelto a disfrutar con España. Hemos recuperado esos pases rápidos y preciosos. Dominamos a los rivales. Les metemos en su área. Jugamos bien. Nos tienen miedo otra vez. Y ganamos. Falta mucho hasta la final de París del próximo 10 de julio, pero pinta bien este grupo que vuelve a ser un equipo por encima de las individualidades, sin complejos, al que nadie se quiere enfrentar. Que vuelve a creer y a sentir. Que está rejuvenecido. Que va a por todas, sin dudas. Que ha sabido volver a empezar, aprender de sus errores y recuperar la autoestima perdida.

- Marcha atrás

Del Bosque ha sabido recuperar todo lo que se había perdido, y hay que decirlo. Ha sabido dar marcha atrás en su mala apuesta por Diego Costa y, lo más difícil para él, ha dado el paso para solucionar el problema de la portería poniendo a David de Gea en esa transición dulce de la que nos habló. Sólo le falta tener con Fernando Torres, Villa o Arbeloa esa charla larga y tendida que tuvo con Íker para explicarle la situación. La que merecen todos los grandes.

- Relevo

Sin Diego Costa, Morata y Nolito han asumido los galones. Se acabó el problema del delantero centro. Ellos, los goleadores ante Turquía, representan a la nueva España. La de un grupo de futbolistas que con talento, profesionalidad y hambre de éxitos, se dejan la piel por esa camiseta y por todo el país. Unos jugadores que han cambiado gestitos y caritas por trabajo y esfuerzo. Son la España feliz. La España que puede ganar la Eurocopa.