Quaresma puede al miedo

Quaresma celebra el gol
Quaresma celebra el gol

Cristiano celebró el último remate desviado de Vida como si fuera el gol de Quaresma. El central croata tuvo las tres ocasiones más claras de su equipo, que salió derrotado de la batalla vivida en Lens. Ni un tiro entre los tres palos al descanso. El mismo saldo en el minuto 90 y así en el intermedio de la prórroga. La tanda de penaltis parecía la única forma posible de poner a prueba a los porteros, pero hasta los planteamientos más tácticos tienen una rendija por la que colarse. Cerca de hacerlo estuvo Kalinic con el tiempo casi cumplido, pero el poste y la punta de los dedos de Rui Patricio le negaron la gloria. El triunfo estaba esperando a Portugal al otro lado del campo, donde un suspiro después, Quaresma cabeceaba el pase de su país a los cuartos de final. Un final cruel y glorioso a la vez para una tarde-noche de lo más estratégica.

El miedo a las armas del rival pudo más que la confianza en las propias. Portugal temía a la batuta de Modric y le colocó a Adrien Silva como guardaespaldas a tiempo completo. El madridista no pudo ser tan influyente en el juego de los suyos como otras veces, porque no entró mucho en contacto con el balón y cuando lo hizo estaba más cerca de su área que de la contraria. En el otro lado del espejo, los croatas temían el remate de Cristiano y consiguieron que no pudiera ni probar el estado de su puntería en toda la noche. Partiendo como delantero centro, se descolgaba de vez en cuando al medio para tocar de espaldas. Ahí se terminaba el argumento ofensivo de los lusos, que empezaron sintiéndose cómodos sin la pelota y poco a poco fueron equilibrando la posesión.

Fernando Santos se guardó a Quaresma para la recta final, en busca de alguien más que pudiera desequilibrar y poner a Ronaldo ante la portería. Para lo mismo entró el joven Renato Sanches, flamante fichaje del Bayern Múnich y protagonista de la jugada definitiva. Aquella que empezó con un remate croata al palo y terminó con todo Portugal celebrando. El joven y enérgico centrocampista condujo el balón y lo abrió a Nani, que casi sin querer lo dejó en los pies de Cristiano. Por fin remató «CR7», por fin pudo trabajar Subasic, pero quedaba el cabezazo de Quaresma para espantar el miedo que había convertido en una partida de ajedrez todo lo anterior.

Sonreía Cristiano y lloraba Modric en el duelo entre dos estrellas con la misión de trasladar su éxito en el fútbol de clubes a la selección y llevar a sus países más lejos que nunca. Luka ya no podrá; a Ronaldo se le abre ahora la parte más amable del cuadro.

-- Ficha técnica:

0 - Croacia: Subasic; Srna, Corluka (Kramaric, m.120), Vida, Strinic; Modric, Badelj; Brozovic, Rakitic (Pjaca, m.109), Perisic; y Mandzukic (Kalinic, m.88).

1 - Portugal: Rui Patricio; Cedric, Pepe, Fonte, Guerreiro; Joao Mário (Quaresma, m.87), Adrien Silva (Danilo, m.107), William Carvalho, André Gomes (Renato Sanches, m.49); Nani y Cristiano Ronaldo.

Gol: 0-1, m.117: Quaresma

Árbitro: Carlos Velasco Carballo (España). Mostró cartulina amarilla a William (min.77), por parte de Portugal.

Incidencias: Partido correspondiente a los octavos de final de la Eurocopa de Francia disputado en el Stade Bollaert-Delelis de Lens ante cerca de 40.000 espectadores.