Alonso, ¿último año en Ferrari?

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La próxima temporada promete ser un año repleto de sorpresas. El cambio en el reglamento de la F-1 es tan radical que todo puede suceder. Fernando Alonso tiene claro que en 2014 seguirá en Ferrari, pero si las cosas continúan mal a nivel técnico, las posibilidades de marcharse aumentan considerablemente.

Los rumores apuntan a una posible marcha a McLaren de la mano de Honda. El fabricante japonés prepara a conciencia su regreso a la F-1, pero no será hasta dentro de dos años cuando la escudería inglesa monte sus propulsores. Los rumores apuntan también al ferviente deseo de la compañía japonesa de contar con un piloto de primera y, hoy por hoy, ni Jenson Button ni Sergio Pérez, titulares en McLaren, parecen estar en esa condición. Alonso y su entorno guardan silencio, como no podía ser de otra manera, pero lo cierto es que el asturiano lleva navegando contracorriente desde 2008 y se ha dejado en el camino tres títulos que tenía casi en el bolsillo. Sobre todo los años 2007 y 2010. La llegada de Kimi Raikkonen el próximo año a Ferrari parece más una maniobra defensiva del presidente de la escudería, Luca di Montezemolo, ante una posible marcha del piloto español, que lleva cuatro temporadas luchando contra un monoplaza que no cumple con los requisitos mínimos para competir por un campeonato. Desde que Alonso llegó a Ferrari, peleó por el título hasta el final en 2010 y 2012 y eso significó dos temporadas desastrosas en los años posteriores, 2011 y 2013. En sendas campañas el Mundial se decidió con tres carreras de antelación. Y es que Ferrari ha perdido terreno frente a Red Bull en todos los sentidos.