Fórmula 1

Fórmula 1: Ricciardo gana a pesar del motor

El australiano venció en Mónaco con problemas en la unidad de potencia. Vettel y Hamilton le acompañaron en el podio. Sainz fue décimo y Alonso abandonó por avería

Daniel Ricciardo celebra su triunfo en Mónaco. EFE/EPA/SRDJAN SUKI
Daniel Ricciardo celebra su triunfo en Mónaco. EFE/EPA/SRDJAN SUKI

El español Carlos Sainz (Renault) sumó un punto al terminar décimo, mientras que su compatriota Fernando Alonso (McLaren-Renault) tuvo que abandonar en la vuelta 53 por una avería

El sábado Daniel Ricciardo logró la “pole position” en Mónaco y con eso conseguía el 70% del trabajo necesario para ganar en el Principado, ya que la posición en parrilla de salida importa y mucho. Pero la mecánica le tenía reservada una sorpresa desagradable al de Red Bull, que antes de cumplir la mitad de la carrera sufrió una avería en el motor eléctrico que le restaba 160 cv y le impedía engranar las dos últimas velocidades, la séptima y la octava. Eso le hacía perder velocidad punta en zonas tan complicadas como la salida del túnel y la subida hacia el casino. Vettel conocía el problema, sin embargo, el excesivo desgaste de sus neumáticos le impidieron luchar por la victoria y en ningún momento entró en la batalla. A pesar de los problemas, Ricciardo gestionó muy bien todos sus inconvenientes y cruzó la línea de meta en primer lugar para certificar un fin de semana perfecto en el que dejó claras algunas cuestiones para sus jefes.

La segunda posición fue para Sebastian Vettel mientras que la tercera se la llevó Lewis Hamilton, que tampoco tuvo su día en Mónaco debido a la degradación de los neumáticos y los compuestos usados. El inglés no paró de quejarse durante toda la carrera y tampoco movió ficha en ningún sentido, ya que no entró en la pelea. Ni quiso, ni pudo.

La cuarta plaza fue Kimi Raikkonen seguido por Valtteri Bottas, que no tuvo un buen fin de semana y no le aportó nada al equipo.

Peor les fueron las cosas a los españoles, que en Montecarlo no tuvieron suerte. Fernando Alonso tenía asegurada la octava plaza cuando la unidad de potencia del McLaren dijo basta. Por su parte Carlos Sainz y su equipo de ingenieros no acertaron con la estrategia y el neumático en la segunda parte del Gran Premio y cayeron hasta la décima plaza. Por el contrario, su compañero Hulkenberg acabó octavo con un planteamiento radicalmente opuesto al del madrileño. Aguantó más tiempo en pista y su paso por boxes le dio el octavo lugar con la retirada de Alonso.

La próxima cita será en el Gran Premio de Canadá dentro de dos semanas.