«A Mourinho se le permitía todo»

Piqué criticó el trato de la Prensa al técnico blanco y pidió «coherencia»

Piqué habló en sala de prensa antes del partido contra el Málaga
Piqué habló en sala de prensa antes del partido contra el Málaga

Un día después de que el Barcelona firmase la mejor primera vuelta de su historia, cediendo sólo dos puntos de 57 posibles –casualmente los del empate ante el Real Madrid–, Gerard Piqué quiso demostrarle al mundo que no sólo sabe lidiar con el rival en el terreno de juego, sino que, además, también sabe defender sus ideas fuera de él.

El central azulgrana habló, sin tapujos, sobre el incendiario ambiente que ha vivido el Real Madrid durante el último mes y sobre el que ha sido su más destacado protagonista. «Mourinho ha sido así desde el primer día, el problema es que cuando ganaba se le permitía todo», comentó el central a los medios. Y para ellos también dejó un recado: «Ahora que el Real Madrid pierde, que se carga a Iker y que encierra a un compañero vuestro en una habitación, lo criticáis». Pero lejos de avivar las tensiones entre ambos equipos, el jugador comentó que lo que pide a todos es coherencia y neutralidad: «Lo digo también por la Prensa de Barcelona. El Barça no lo hace todo bien. Hay que tratar las cosas con más imparcialidad».

Con 18 puntos de ventaja sobre el Real Madrid y en un momento de forma que nada tiene que envidiar al de otras temporadas, los azulgrana todavía no ven la Liga sentenciada: «Seguiré considerando al Madrid un rival para el título hasta que deje de tener opciones matemáticas». Después de la pobre imagen que dejó el equipo de Mourinho en Pamplona, muchos pueden pensar que los blancos ya han tirado la Liga, pero esa no es la opinión de Piqué: «El problema fueron las bajas. El Madrid nunca se ha basado en jugar muy buen fútbol. Tiene intensidad, ambición y se come al rival. Creo que notaron las ausencias de varios jugadores».

En el Barça saben muy bien lo que es ganar, pero no se conforman sólo con la victoria y, como el propio Piqué explicó, «en el juego, nunca se toca techo». Cuando el Barcelona conquistó el «triplete» en 2009, parecía que era el mejor equipo de la historia, pero después llegó el mismo Bar-ça y mejoró su juego. Y éste parece ser el secreto del vestuario. «La sensación de ser invencible no la debemos tener nunca, porque, como nos decía Pep, los elogios hacen más mal que bien», recordó el jugador.

«Siempre hay que mejorar y buscar nuevos retos», comentó el defensa. El siguiente pasa, precisamente, por el partido de mañana contra el Málaga, un encuentro que nada tendrá que ver con lo que se vio el domingo en La Rosaleda. Los de Manuel Pellegrini saltarán al campo con la lección bien aprendida e intentarán jugar una buena eliminatoria para conquistar las semifinales de la Copa. Fueron los propios jugadores del Málaga los que comentaron, al final del choque liguero, que «daban ganas de aplaudir el juego del Barcelona». Hoy Piqué les ha respondido: «Nos encontraremos el miércoles y espero que vuelvan a tener esa sensación».

ELOGIOS PARA BUSQUETS

Si hay alguien a quien los de Pellegrini estudiarán minuciosamente estos días para preparar el partido de mañana es a Sergio Busquets. El jugador azulgrana fue un muro infranqueable durante el partido del domingo en La Rosaleda y se ha convertido en un pilar incuestionable en el centro del campo del Barcelona esta temporada. Por eso Piqué se deshizo en halagos con su compañero de equipo y Selección: «Siempre lo comento con Puyol y Mascherano. Nos da movilidad a los centrales y lee muy bien todos los aspectos del juego».