FC Barcelona

A Neymar le embargan hasta el yate y el avión

Al jugador le bloquean bienes por valor de 43 millones de euros para asegurar el pago de deudas tributarias y las posibles multas derivadas

Neymar, en la escalerilla del avión privado que tiene en propiedad
Neymar, en la escalerilla del avión privado que tiene en propiedad

Al jugador le bloquean bienes por valor de 43 millones de euros para asegurar el pago de deudas tributarias y las posibles multas derivadas

Es difícil encontrar una semana en la que no haya aparecido un escándalo extradeportivo relacionado con la familia Neymar. No es seguro si su fichaje por el Barcelona va a ser el más caro de la historia, pero resultará complicado encontrar una transacción con más causas abiertas en los juzgados. Precisamente en relación con las irregularidades que se hayan podido cometer en su traspaso, un tribunal brasileño notificó ayer a notarías y a varios organismos reguladores sobre las propiedades de bienes raíces, el embargo de un yate y un avión del futbolista a la espera del desarrollo de un proceso judicial contra él por supuesta evasión fiscal.

El Séptimo Tribunal Federal de Santos informó a Efe de que la lista de bienes del jugador de la selección brasileña y del Barcelona fue enviada a notarías de Sao Paulo y de las ciudades de Sao Vicente, Praia Grande, Guarujá y Santos, todas en el litoral paulista, e Itapema, en el sureño estado de Santa Catarina. Además, fueron notificadas la Capitanía de Puertos de Sao Paulo, encargada de regular el transporte en yates en el mayor estado brasileño, y la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC). La medida de embargo pretende asegurar el pago de deudas tributarias y posibles multas derivadas de supuestas irregularidades en la declaración del fichaje del atacante por el Barcelona. El valor bloqueado fue elevado la semana pasada a 192,7 millones de reales (unos 43 millones de euros), lo que incluye tanto el patrimonio de Neymar como el de su padre y de las tres empresas de la familia. El fisco brasileño demanda a Neymar el pago de cerca de 63,6 millones de reales (14.345.000 millones de euros, aproximadamente) en concepto de impuestos no declarados entre los ejercicios fiscales de 2011 y 2013 referentes a su transferencia del Santos al Barça.

El tribunal ordenó el bloqueo del 150 por ciento de esa suma para asegurar el pago de la deuda tributaria, sus intereses y la posible multa que se podría aplicar. El ente fiscal brasileño considera que Neymar evadió impuestos porque declaró el dinero que percibió por su fichaje por el Barcelona como ganancias de sus empresas, y no como un rendimiento de su trabajo.

Además, el fisco le acusa de omitir en su declaración de impuestos el cobro de servicios de publicidad y de derechos de imagen relacionados con su fichaje. Las supuestas irregularidades cometidas durante la transferencia del delantero del Santos al Barcelona también son investigadas por la Justicia española, y, por esto, tanto el jugador como sus dos progenitores y el actual presidente del Barça (Bartomeu) y el anterior (Rosell) han tenido que declarar como imputados.

Faus apunta a Rosell

El ex vicepresidente económico del Barcelona se desvinculó ayer ante el juez José de la Mata de la operación del fichaje de Neymar y ha asegurado que fue el expresidente del club Sandro Rosell quien lo negoció «directamente» con el padre de la estrella. En su declaración como testigo, que se prolongó durante tres horas y media, Faus, pese a precisar que no participó en las negociaciones, defendió que el fichaje se hizo siguiendo la legalidad y recordó que la operación fue auditada por Deloitte sin que se apreciara ninguna irregularidad. Javier Faus puntualizó que la única responsabilidad que tuvo en la operación fue la entrega en 2011 de un anticipo de 10 millones de euros a Neymar, lo que también dijo que fue auditado por Deloitte. Faus ha declarado en el marco de la querella por estafa interpuesta por el fondo DIS, propietario del 40 por ciento de los derechos de Ney.