Brasil ayudará a Qatar a organizar el Mundial de Fútbol de 2022

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se ha ofrecido a "intercambiar experiencias"con Qatar para la celebración del Mundial de Fútbol de 2022 en el país árabe, formalizando así el apoyo de Brasil a la organización de este evento, a pesar de las persistentes polémicas, relacionadas con las altas temperaturas que soportarán los futbolistas y con las denigrantes condiciones de trabajo de los obreros.

En una rápida visita a Qatar, Rousseff ha subrayado que el país ayudará con su experiencia en el evento deportivo aportando todo lo que ha aprendido en el pasado Mundial de Brasil, al que la FIFA otorgó una nota de 9,5. Hace unos días, el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, participó en el Doha Goals International Forum, y además, el emir Hamad bin Jalifa al Thani viajó a Río de Janeiro en julio para asistir a la final del Mundial entre Alemania y Argentina.

En el encuentro también se ha abordado la interconexión en el sector de transportes aéreos y la cooperación bilateral en terceros países. Además, Rousseff ha agradecido personalmente al emir la realización del 'Año de la Cultura Brasil-Qatar', evento que celebra los 40 años de relaciones diplomáticas entre ambos países, ha informado el Palacio de Planalto en un comunicado.

Rousseff también ha sido recibida por la jequesa y presidenta de la Qatar Foundation, Mozah bint Nasser Al Missned. Tras su escala en Qatar, Rousseff continúa su viaje hasta Australia, donde acudirá a la cumbre del G-20 que se celebra este fin de semana en Brisbane. Uno de los principales compromisos será la reunión de los líderes del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), que se encontrarán el sábado.