Camino de la excelencia

El sistema de trabajo de la Federación asegura que el talento siga fluyendo. La sub’19 se apunta al relevo

El centrocampista del Betis Ceballos es una de las estrellas de la campeona de Europa sub‘19
El centrocampista del Betis Ceballos es una de las estrellas de la campeona de Europa sub‘19

«Esto no se consigue de un año para otro. Iñaki [Sáez] y Ginés [Meléndez] fueron los que pusieron en marcha esta idea de trabajo, que después de tantos años se ha consolidado y es un referente para muchas otras Federaciones. Es un sistema de trabajo con unos cimientos muy sólidos», explica Luis de la Fuente. El técnico que acaba de ganar la Eurocopa sub’19 por séptima vez para España se refiere al sistema de captación de futbolistas para todas las divisiones inferiores que implantaron Sáez y Meléndez junto a Juan Santisteban y que mantiene en constante contacto a los técnicos de la Federación con los de las Territoriales y los clubes. Ginés Meléndez, el coordinador de la cantera, reparte a los técnicos de la Federación por los campeonatos de selecciones autonómicas para que puedan tener informes de cualquier futbolista que destaque.

La Federación mantiene también un estilo de juego que se transmite de generación en generación y que permite que destaquen los buenos futbolistas. Jugadores como Dani Ceballos, el alma de la campeona de Europa. «Es el mejor», comentan en bajito en Las Rozas, aunque sus técnicos prefieran mantener la prudencia. «Es un jugador de mucho talento. Es joven y tiene mucha calidad», reconoce Santi Denia, el seleccionador sub’17. «Es un chico muy humilde, buena persona. Muy centrado», dice Ginés Meléndez. «No me gusta personalizar. Los 18 jugadores tienen un perfil similar. Cada uno es diferente y todos son complementarios. Llegan de diferentes lugares y con diferentes metodologías de trabajo, pero todos tienen actitud y compromiso», dice De la Fuente. «Los llevamos desde hace un año y siempre han mostrado interés por asimilar los conceptos. Ponen el talento y la calidad al servicio del grupo. Prevalece el bien común sobre el particular», añade.

En esa idea no entraba Adama Traoré, el canterano del Barcelona de ascendencia malí. Sin él, el equipo ha mantenido el equilibrio y ha ido creciendo a medida que avanzaba el torneo. Los jugadores españoles llegaron algo justos de preparación, sin posibilidad de disputar amistosos antes del torneo. Sufrieron en la primera fase, en la que cayeron ante Rusia y empataron contra Holanda, pero fueron creciendo con el paso de los partidos hasta completar el mejor en la final.

Ceballos destaca por su calidad, pero no es el único. A los técnicos de la Federación no les ha hecho falta que Asensio fichara por el Madrid para darse cuenta de su calidad. «Jugar en el Real Madrid no es fácil. Si lo ceden a un equipo de Primera, como dicen, le va a venir muy bien para crecer», dice Santi Denia. Para Borja Mayoral, el delantero que jugará en el Castilla, será más complicado en Segunda B. «Es goleador, pero además trabaja, tiene calidad y sabe asociarse», afirma Santi. Y añade: «El talento está en este equipo y en el fútbol de formación, pero la duda es si darán el paso hacia la excelencia como dieron Iniesta y otros».

El detalle

Vallejo, un veterano de 18 años

España disfruta del éxito en la Eurocopa, pero los técnicos se plantean ya el futuro. El campeonato del próximo año es clasificatorio para el Mundial y siete jugadores de los que ganaron el domingo el campeonato pueden repetir. Entre ellos Vallejo, el central del Zaragoza, habitual del primer equipo y líder de la Seleccción. Nació en el año 97, como Mere, el central del Sporting, que este año podrá seguir madurando en Primera. «Es una generación muy brillante, como han demostrado en el Europeo y en la Ronda Élite [la fase de clasificación]. Si siguen esta progresión y mantienen el compromiso con la profesión tienen recorrido a corto y medio plazo. Ojalá con la absoluta», dice De la Fuente.