Fútbol

Cara a Cara: ¿Ha «pisoteado» el árbitro al Rayo?

SÍ.

La Liga se prepara peligrosamente

Quim Domenech

Hoy deberías dejar la mitad de esta página en blanco, José Luis. No trates de justificar el atraco al Rayo Vallecano en Chamartín. Mejor mira hacia otro lado y deja que todo se olvide cuanto antes. Hacía mucho tiempo que no vivía una cosa igual. Los aficionados abandonando el Santiago Bernabéu avergonzados. Y todo por un arbitraje que, efectivamente, pisoteó al equipo vallecano sin contemplaciones. No voy a juzgar cada acción porque no vale la pena. Lo digo claramente, lo de esta jornada me parece cuanto menos sospechoso. Que un profesional como Paco Jémez denuncie, como hizo tras el partido, semejante humillación denota que se han superado todos los límites del arbitraje.

- Ayuda innecesaria

No lo necesitabais. Habríais ganado al Rayo once contra once y, seguramente, con una goleada. Pero parece que los pitos y los nervios del Bernabéu intimidaron a Iglesias Villanueva. No vaya a ser que al Madrid se le escape la Liga y nos quedemos sin emoción, debió de pensar el colegiado gallego. Y, de repente, deja al Rayo con diez y, por si fuera poco, con nueve, de forma totalmente injusta. Indignante es poco, Sánchez. Ahora sí que cobran más sentido que nunca las palabras del Cholo Simeone. Antes de que sea demasiado tarde, esta liga empieza a preparase para que sea el Madrid quien la gane. Y, además, se prepara de forma peligrosa, a la vista de todo el mundo. Esperaba que sería de forma sibilina, disimulando. Pero veo que no importa, al Madrid no se le podían escapar los tres puntos y recibió una ayuda que quedará para la historia de esta competición. Y veo que, no contento con pisotear a Jémez y a sus jugadores, te atreves a dar lecciones de fútbol. ¿Por qué no le explicas cómo se puede jugar en el Bernabéu sin que te roben?

- Escudo obsoleto

Sea como fuere, un año después el fútbol ha vuelto a demostrar dónde queda el Barça y dónde está el Real Madrid. Uno, proclamándose campeón del mundo con un recital futbolístico ante el River. El otro, goleando con un recital del árbitro de turno y pitado por su propia afición. Ya era hora de que el escudo que dan a los mejores con la victoria en el Mundial de clubes volviera a su lugar natural. Al que merecen los que ganan sin que los árbitros pisoteen a sus rivales sin impunidad alguna. A los que son admirados por la brillantez de su fútbol y no necesitan ayudas para ganar. Un día en el que habéis perdido el escudo y buena parte de vuestra credibilidad. El Barcelona gana su quinto título y recibe un mensaje muy claro: hay muchos que no quieren que siga ganando.

NO.

¿Pisoteados? Kroos aún está temblando

José Luis Sánchez

De verdad, Quim, lo tuyo es enfermizo. ¡Cómo se puede criticar la labor arbitral! Tanto tú como Paco Jémez deberíais pedir a la Liga de Fútbol Profesional un nuevo reglamento. A vuestro antojo. Si ahora resulta que una entrada con los tacos por delante, al tobillo, a media altura y haciendo saltar por los aires a Toni Kroos no es roja... ¡Dimito! Hasta Trashorras ha reconocido que ese tipo de acciones se castigan así. Paco debería estar indignado con su jugador por tirar al traste un partido, hasta ese minuto maravilloso. Es expulsión, y punto, como diría Bartomeu. Y si haces un penalti, agarras a un futbolista que está a punto de marcar gol, es amarilla desde que Franco recalificó los terrenos de Les Corts. Es más, si el árbitro hubiera querido acribillar al Rayo, habría señalado tres penaltis más, pero no lo hizo por decoro, y porque la derrota no fuera más contundente.

- Cortinas Paco

Que un periodista experimentado como tú, Sr. Doménech, caiga en la trampa de señalar a otros culpables en vez de mirarse el ombligo, sí que me sorprende. Se llama cortina de humo. Se ataca al árbitro, pero, ¿no hubiera sido más fácil con nueve jugadores hacer un esquema más sensato, más compacto? La dignidad rayista hubiera sido la misma cerrando filas, taponando huecos y anteponiendo no entrar en la historia negativa del club. Suicidarse de cara a la galería no tiene sentido. Los vítores ya te los has ganado en el primer cuarto de hora, con un fútbol fantástico, una apuesta brillante y una sensación de superioridad plausible. Lo demás me parece anteponer el librillo a la realidad.

- Dice «el ladrón»

Me hace gracia, muchísima gracia, que hables de ayudas al Real Madrid. Esta misma temporada, para no hacer sangre con escándalos anteriores, Benítez y los suyos están siendo ninguneados por los colegiados. Ante Sporting, Atlético, Málaga, la pasada semana en Villarreal, ha visto cómo le perjudicaban sin que levantaras la voz, tendencioso Quim. Hoy, que un jugador suyo ha estado a punto de irse directamente al hospital, hablas de tendencia arbitral. Repito, me haces gracia. Hoy que el Barça en el Mundialito ha marcado el primero después de una mano, después de una «Champions» con un escándalo por el penalti no pitado a Pogba... Demasiados antecedentes tenéis como para poner el foco en el Real Madrid. Se cree el «ladrón»... Quieren ejemplificar con el más grande, y temporada tras temporada se repite. Sufre decisiones increíbles, pero ni así caerá la nave... por más que provoques.