Fútbol

Sheriff Tiraspol: el equipo de un país que no existe y fundado por dos ex KGB, rival del Real Madrid

Representa a Moldavia, pero pertenece a la autoproclamada República de Transnistria, un país no reconocido internacionalmente

Sheriff Tiraspol, flamante clasificado para la Champions
Sheriff Tiraspol, flamante clasificado para la ChampionsTwitterLa Razon

El FC Sheriff Tiraspol logró este miércoles hacer historia. El campeón moldavo consiguió en el Estadio Maksimir de Zagreb su clasificación para la fase de grupos de la Champions, y al mismo tiempo llenar de orgullo a sus conciudadanos, que ahora podrán dar a conocer todavía más la peculiar situación política de la región de Transnistria, uno de esos cabos sueltos de la diplomacia internacional desde hace varios siglos. El Sheriff defendía un 3-0 logrado en la ida ante el Dinamo de Zagreb y empató en la vuelta (0-0), metiéndose así en el sorteo de este jueves junto a equipos como el PSG, el Manchester City o el Real Madrid. Precisamente quedó incluido en el grupo de los blancos junto al Inter y el Shakhtar Donestk.

Un país que no existe

Las Avispas, tal como se los apoda, jugará esta fase por primera vez en su historia y será el primer equipo de Moldavia que lo hace. Aunque suene fácil, su situación geográfica es un tanto más complicada. Si bien juega en la liga de aquel país, su ciudad, Tiraspol, es la capital de la autoproclamada República de Transnistria, no reconocida internacionalmente.

Tiraspol es una ciudad ubicada en la orilla oriental del río Dniéster. Tiene algo más de 130.000 habitantes y es la capital de Transnistria, autoproclamada república, aunque sin reconocimiento político por parte de las autoridades internacionales. Oficialmente forma parte de Moldavia, en la frontera con Rusia y Ucrania, pero tiene su propio gobierno, idioma, moneda, policía, ejército y hasta hay un paso fronterizo para llegar hasta Chisináu, la capital moldava.

Transnistria nació de las cenizas de la antigua Unión Soviética. Cuando en 1991 cayó el telón de acero, la Transnistria rusa decidió separarse de la joven República de Moldavia y declarar su independencia unilateral. El conflicto estalló entre los separatistas armados por Rusia y Moldavia. Un cese al fuego se firmó en 1992, pero desde tres décadas ninguna solución concreta ha sido encontrada para dar un estatuto oficial a Transnistria. Tras el alto el fuego, el ejército ruso se asentó en la zona, «una garantía de seguridad» para Tiraspol, «una amenaza» para Moldavia. En el 2006, se celebró un segundo referendo, ganando la opción independentista por un 97,25% de los votos.

En la actualidad, no ha cambiado demasiado la situación. Tras la anexión de Crimea en el 2014, el presidente del parlamento de Transnistria pidió unirse también a la Federación Rusa, pero no lo logró. La organización no gubernamental estadounidense Freedom House califica a Transnistria como un territorio «no libre».

Pese a estar a 200 kilómetros de los territorios de la Unión Europea, Transnistria se ha resistido al impacto de la cultura occidental y a día de hoy aún se vive la nostalgia por los tiempos de la URSS, con memoriales y edificios con el “martillo y la hoz”.

Fundado por dos ex KGB

En este escenario aparece el FC Sheriff, un club con raíces en la antigua Unión Soviética y en el KGB, su servicio secreto.

El conjunto fue fundado en 1997 por una empresa perteneciente a dos ex agentes de la KGB (la agencia de policía secreta de la extinta Unión Soviética), Ilya Kazmaly y Viktor Gushan, y que controla gran parte de los negocios de la República Moldava Pridnestroviana, nombre oficial de Transnistria.

Esta empresa empezó prestando servicios de transporte, alimentos, construcción y medios de comunicación y acabó entrando también en el deporte a través del fútbol con la fundación de un equipo, que ya disputó la Liga Europa, y ahora busca hacer historia en la Champions.

Dos españoles en sus filas

Dos españoles han pasado por su plantilla. A mediados de junio de 2013, el técnico catalán Juan Ferrando Fenoll empezó a entrenar al Sheriff Tiraspol , ganador de la Primera división Moldava, con el que levantó su primer título: la Supercopa Moldava. Con este equipo también consiguió un histórico 0-5 en el campo del Sutjeska que llevó a los moldavos por primera vez a disputar la tercera ronda de previa de la Champions League. Con la victoria frente a la FC Vojvodina consiguió que el FC Sheriff entrara, por 2ª vez en su historia, en la UEFA Europa League . En el grupo jugaron contra Tottenham, Anzhi y Tromsø, quedando clasificados en tercer lugar, con 6 puntos, a 2 puntos de pasar a la siguiente fase. El 13 de diciembre de 2013 abandonó el club. Otro español en sus filas fue centrocampista sevillano, José Ángel Jurado, que jugó con el club la temporada 2018-19.

Pese a la modestia económica del equipo, Sheriff Tiraspol dejó en el camino, además de Dinamo Zagreb, a otro equipo de gran tradición europea, Estrella Roja de Belgrado, campeón de la Champions en 1991, y buscará seguir escribiendo más capítulos en esta historia durante la edición 2021/2022, cuyo sorteo de grupos se celebra hoy.

Sheriff Tiraspol estará en el cuarto bombo, donde se encontrará con un gigante que regresa a la competición, el AC Milan.