Atlético de Madrid

El Atlético perdió el duende

En un partido tenso y atropellado ganó con dos goles de Diego Costa, uno de penati, y otro de Godín. El Levante de Caparrós dio siempre la cara

Godín, autor del primer gol, y Diego Costa fueron los goleadores de ayer en el Vicente Calderón
Godín, autor del primer gol, y Diego Costa fueron los goleadores de ayer en el Vicente Calderón

Cuando se pierde la inspiración, cuando el duende se queda dentro, se sufre. Y eso le pasó ayer al Atlético frente a un Levante que siempre dio la cara, que marcó dos goles a Courtois en el Calderón y que se fue enfadado por la absurda e injusta expulsión del veterano Juanfran en el último minuto y por el comportamiento arbitral, que les señaló un penalti en contra – en derribo de Rubén a Juanfran– y que no entendió que hubo máxima pena en la acción de Courtois con Barral cuando el delantero gaditano ya había disparado y fue derribado por el meta rojiblanco.

Son las jugadas de las que se hablará hoy hasta que el resultado de Getafe coloque al Atlético en su verdadero puesto. Porque de fútbol no se puede hablar en exceso. El Atlético ganó por pesado, por machón, por insistente y porque Diego Costa sigue en el nirvana futbolístico. El hispano-brasileño agarró una falta lanzada por Gabi para hacer el 2-1 con la pierna izquierda y sin dejar caer la pelota. Un gol de jugador enrachado. Y en el penalti tuvo la sangre fría de ajustarla mucho para que Navas no pudiera llegar aunque le adivinó el sitio.

Diego Costa se ha convertido en el talismán, en el referente del equipo y en el hombre clave para arreglar situaciones complicadas. Porque complicado fue superar a un Levante que demostró que la mano de Caparrós es alargada. El técnico venía a plantear un partido defensivo, con mucha gente por detrás de la pelota para cerrar espacios y obligar al fallo del rival, y se encontró con que a los dos minutos ganaba, gracias al gol de Ivanschitz. Incluso, en los minutos de zozobra del Atlético, estuvo a punto de hacer el segundo tras un error de Miranda que Barral no aprovechó.

Cuando despertó el Atlético, a defenderse. Cuando empató Godín, a defenderse. Cuando marcó Diego Costa nada más comenzar la segunda parte y cuando el sistema había cambiado para actuar atrás con una línea de cinco, la defensa era lo primero porque el Atlético estaba espeso. Juanfran era el más inspirado; Arda y Koke no enlazaban y Villa no encontraba resquicios para disparar. La amenaza era Diego Costa en un Atlético abotargado, sin ideas y con errores de manuel como el que propició el tanto del empate de Pedro Ríos (min 56) tras un córner a favor.

No estaban los de Simeone inspirados, los cambios tampoco surtieron efecto y tras el gol de Diego Costa de penalti (min 77) llegaron momentos de sufrimiento. Faltas en la frontal, saques de esquina del Levante y el miedo en el Calderón a un fallido fin de fiesta. Al final, tres puntos, objetivo cumplido y unos días de vacaciones a la espera de si el Barcelona hace los deberes.

- Ficha técnica:

3 - Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Arda Turan, Gabi, Tiago, Koke (Adrián, m. 64); Diego Costa y Villa (Raúl García, m. 60).

2 - Levante: Keylor Navas; Vyntra, Navarro, Juanfran, Nikos; Pedro López (Ángel, m. 84), Simao (Sergio, m. 87), Diop, Rubén; Ivanschitz (Pedro Ríos, m. 34); y Barral.

Goles: 0-1, m. 1: Ivanschitz aprovecha un pase en profundidad y supera a Courtois con un tiro cruzado. 1-1, m. 29: Godín cabecea un centro desde la banda derecha de Juanfran. 2-1, m. 47: Diego Costa empalma con la izquierda un saque de falta al segundo palo de Gabi. 2-2, m. 57: Pedro Ríos aprovecha un robo de balón, se marcha en carrera ante Courtois y le bate con un tiro ajustado al poste. 3-2, m. 76: Diego Costa, de penalti.

Árbitro: González González (C. Castellanoleonés). Expulsó con roja directa a Juanfran, del Levante, (m. 90). Amonestó al local Gabi (m. 13) y a los visitantes Rubén (m. 10), Nikos (45) y Diop (m. 67).

Incidencias: partido correspondiente a la decimoséptima jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 48.000 espectadores.