Atlético de Madrid

El Atlético se rompe por el centro

La lesión de Godín, un problema para la defensa de Simeone. Giménez acaba de recibir el alta y Lucas no ha pasado sus mejores días

Godín se retira del césped el pasado martes en el Camp Nou
Godín se retira del césped el pasado martes en el Camp Nou

La lesión de Godín, un problema para la defensa de Simeone. Giménez acaba de recibir el alta y Lucas no ha pasado sus mejores días

El Atlético perdió en Barcelona la Copa y un trocito de su alma. Diego Godín, el jefe de la defensa, uno de los jugadores más valorados por Simeone, abandonó el campo en el segunda mitad por problemas musculares que las pruebas a las que ha sido sometido han diagnosticado como «una lesión muscular de grado I en los abductores del muslo derecho», según el parte médico emitido por el Atlético. «Queda pendiente de evolución», dicen los doctores rojiblancos. No se pone plazos, pero se espera que esté dos semanas fuera de los campos, por lo que se complica su presencia para el partido de ida de la Liga de Campeones el próximo martes 21 en Leverkusen. Ese mismo día está previsto que Lucas tenga que acudir a juicio por la pelea con su novia por la que fue detenido el pasado viernes. El central francés ha vivido unos días complicados emocionalmente, aunque el club y el entrenador, que le hizo jugar ya el martes como sustituto de Godín, han procurado que recuperara la normalidad lo antes posible.

Tampoco Giménez está en plenitud. El uruguayo no se entrenó ayer, a pesar de que ya tiene el alta médica y el técnico espera que esté disponible para enfrentarse al Celta el domingo. El lunes ya se entrenó con el equipo, pero seguía de baja y por eso no viajó a Barcelona. Giménez se lesionó hace dos semanas en el encuentro contra el Alavés. Se llevó la mano al muslo y se quedó en el suelo llorando. Le había costado entrar en el equipo desde que a finales de la pasada temporada Savic le adelantara en las preferencias de su entrenador. El montenegrino es el único central del Atlético que no ha tenido ningún problema esta temporada. Es el más utilizado, junto a Godín, y sólo se ha perdido cuatro partidos de Liga. Giménez sólo ha jugado siete encuentros en el campeonato español y en alguno, como en Eibar, ha ejercido de mediocentro. Es la segunda lesión muscular que sufre este curso.

El Atlético ha perdido seguridad defensiva esta temporada. Lleva 16 goles encajados en 21 partidos. El año pasado a la misma altura del campeonato había recibido la mitad, ocho. La lesión de Oblak no ha ayudado a mantener la fortaleza en el fondo, aunque la tendencia a recibir más goles que en anteriores temporadas ya había comenzado con el esloveno en la portería. Las lesiones no han ayudado a mantener la seguridad defensiva del Atlético. Especialmente las de los mediocentros. Augusto se lesionó a finales de septiembre contra el Dépor y apenas ha podido jugar esta temporada. Y Tiago, el otro mediocentro encargado de contener al equipo, también está fuera. Por eso, la ausencia de Godín es más dolorosa, aunque el rendimiento del uruguayo este curso no está al nivel de años anteriores.

Sólo se ha perdido un partido de Liga esta campaña, contra el Valencia después de sufrir un esguince de tobillo en uno de los encuentros de Champions contra el Bayern. Se esperaba una ausencia más larga, pero comenzó el tratamiento de fisioterapia de manera inmediata para recuperarse lo antes posible. A la semana siguiente ya estaba jugando. Pero las lesiones musculares aconsejan más prudencia.