El tridente estira el suspense

El Barça gana al Villarreal y sigue en la pelea por la Liga. Marcaron Neymar, espectacular además en el regate, Messi y Luis Suárez

El delantero argentino del FC Barcelona Lionel Andrés Messi con el balón ante los jugadores del Villareal, el italiano RobertoSoriano  y Rodrigo Hernández Cascante
El delantero argentino del FC Barcelona Lionel Andrés Messi con el balón ante los jugadores del Villareal, el italiano RobertoSoriano y Rodrigo Hernández Cascante

El Barça gana al Villarreal y sigue en la pelea por la Liga. Marcaron Neymar, espectacular además en el regate, Messi y Luis Suárez

Apoyado en su tridente superó el Barcelona a un gran rival para mantener la Liga al rojo vivo. Marcó Neymar, lo hizo Messi y también Luis Suárez para doblegar a un Villarreal que demostró su fortaleza defensiva, pero a quien faltó algo de ambición en ataque. Se siente cómodo el equipo «amarillo» cuando le dominan y puede salir al espacio, pero ayer le faltó dar algún susto más a Ter Stegen. Pese a todo, se mantuvo durante setenta minutos en el encuentro, y cuando amenazó con volver a empatarlo (ya había logrado alcanzar un 1-1), Luis Suárez sentenció. Fue en una pillería de Rakitic, que sacó rápido tras un fuera de juego y pilló despistado a su rival. No retrocedió bien el conjunto de Escribá y en una transición fulminante Luis Suárez marcó el tanto de la tranquilidad.

Pero el dueño de la tarde fue Neymar. El Villarreal sufrió ayer la versión «gamberra» del brasileño. El catálogo de regates que mostró fue infinito. En parado, por velocidad, rodeado de rivales, una ruleta por aquí, un sombrero, un quiebro... Mario y Dos Santos no pudieron con él, aunque muchas veces sus jugadas acabaron en centros sin remate. Hasta que uno de ellos terminó en el penalti de Jaume Costa por mano, con el eterno debate de si fue voluntaria o no. Messi resolvió la acción con un lanzamiento a lo Panenka ejecutado de forma impecable.

Antes de todas sus jugadas, Ney había abierto el marcador en posición dudosa. El tanto era un alivio para el Barcelona, que estaba monopolizando la posesión, pero le faltaba profundidad. La muralla de los castellonenses era firme. No permitía ocasiones el Villarreal ante un oponente que movía la pelota demasiado lento. Hasta la segunda parte no encontró más salida por los costados, por las incorporaciones de Digne, la sorpresa en la alineación de Luis Enrique. Había marcado Neymar y lo más difícil para su equipo parecía hecho, pero Bakambu se coló a la espalda de Piqué para resolver una contra y devolver el partido al empate. Las dudas se instalaron en el Camp Nou y Soldado rozó el segundo en un cabezazo, pero fue Messi el que acertó, con bastante fortuna, en la última acción de la primera parte. Su tiro rebotó en la muralla, en la pierna de Mario, cambió la dirección de la pelota y despistó a Andrés, que ya se había ido al otro lado.

La segunda mitad fue de menos posesión del Barça, pero de mayor dominio. Se soltó Messi con algo más de espacios y Neymar comenzó su recital por la banda izquierda. Pero la sentencia no llegaba y todo se mantenía en el aire. La Liga pendía de un gol del Villarreal, pero uno de sus acercamientos, que empezó en fuera de juego, terminó en el otro área con la diana de Suárez.