Fútbol

El chico de Zidane

«Zizou» se negó a que Jesé se fuera cedido en verano y el canterano empieza a responder a su confianza

El autor del tercer gol madridista señala con el dedo en la celebración del tanto
El autor del tercer gol madridista señala con el dedo en la celebración del tanto

MADRID- En verano el club se estaba planteando una cesión para varios de los canteranos. Jesé era uno de los de la lista, pero Zidane dijo no. El francés acababa de ganar peso en la estructura técnica del Real Madrid y se opuso a que el canario se fuera a ninguna parte. El francés quería tenerlo cerca, convencido de que podía tener oportunidades como las de ayer. O como en el Camp Nou, donde marcó el 2-1 tras un contragolpe junto a Cristiano, o en Copa, donde regaló una bonita «asistencia» a Illarramendi. «Es el gol más importante de mi carrera y espero que sea el primero de muchos. Lo grité con mucha rabia porque el partido se nos había complicado y sabía que era muy importante. Busqué a todos mis compañeros en la celebración, pero en especial a "Zizou", que trabaja cada día con todos los delanteros. Él es muy importante para mí y también el técnico, que me da cariño y confianza».

Jesé empieza a ganarle claramente la carrera a su «socio» Morata y a ser una solución ofensiva cuando las cosas se complican. Es el futbolista con más potencial que ha salido de «La Fábrica» en mucho tiempo y lo tiene todo para ser futbolista de la primera plantilla. Ayer, Guaita esperaba el centro al punto de penalti, pero el canterano madridista tenía otra idea: buscar el primer palo y sorprender al portero. Así es Jesé, directo y contundente. Su potencia y su velocidad recuerdan a la de Cristiano, tiene dinamita de sobra –el año pasado fue el segundo máximo goleador de Segunda– y una fuerte personalidad para no arrugarse nunca. No le asusta ser jugador del Real Madrid y está dispuesto a serlo.

En Liga ha jugado nueve partidos, en los que ha marcado 2 goles en 140 minutos. No ha necesitado demasiado para hacer ruido y, aunque Ancelotti quiere ir poco a poco con él, Jesé tiene calidad para acortar los tiempos. Él mismo se define como un jugador al que le gusta encarar al rival y reconoce que el desborde es su característica principal. Fuera del campo le gusta el rap y no sólo escucharlo. Ha colaborado en un videoclip con el grupo «Big Flow» y con las rimas es casi tan contundente como con el balón.