Real Madrid

El mercado espera al Madrid

Afronta los últimos días con un saldo positivo entre fichajes y salidas

Xabi Alonso saluda tras la salida del reconocimiento médico ayer en Múnich. El jugador llegó ayer a la ciudad alemana
Xabi Alonso saluda tras la salida del reconocimiento médico ayer en Múnich. El jugador llegó ayer a la ciudad alemana

«He comido con Florentino, un amigo, nada de nombres», dijo ayer desde Montecarlo Al-Khelaifi, presidente del PSG. La expedición madridista fue la más numerosa en la fiesta de la UEFA y todos sabían que el jefe, que el presidente, tiene dinero fresco en el bolsillo, dos bajas de última hora (y hay que esperar a ver qué sucede con Arbeloa) y por primera vez en muchos veranos una cuenta de resultados entre fichajes y salidas que sale positiva. El lunes se cierra el mercado de fichajes y no hay que descartar un movimiento del club antes de que llegue esa fecha.

La entidad se mueve entre la apetencia de Falcao de llegar al Santiago Bernabéu, aunque Ancelotti piense más en un delantero joven y que pueda ser suplente sin problemas, y/o un futbolista en una posición más retrasada. Si Arbeloa finalmente decide aceptar la oferta que le ha llegado desde el Arsenal, entonces también se iría a por un lateral derecho. Pese a que el club hizo los fichajes muy pronto y con un plan claro desde el principio, va a llegar a la última semana de agosto como suele llegar siempre: con un par de cosas por hacer y en un emocionante esprint final.

La salida de Di María era previsible desde el principio del verano, cuando el jugador insistió en pedir más dinero que el que le ofrecía el Real Madrid. Tenía mejores ofertas y no estaba dispuesto a quedarse por menos. Se contaba con su marcha. Más rápido e inesperado ha sido el adiós de Xabi Alonso. Fue en enero cuando el futbolista, tras muchas dudas, aceptó renovar dos años con el Real Madrid. Se le acaba contrato y podía haber fichado por cualquier equipo sin pagar nada al club blanco. Él siempre aseguró que hasta que no se vio en plenitud de condiciones no se decidió. Entonces parecía que aseguraba su futuro, pero el fútbol da muchas vueltas. Nunca sabes dónde acabarás.

La irrupción de Kroos hizo que Xabi se plantease su futuro de nuevo. No pudo jugar la Supercopa de Europa y no disputó ni un minuto en el primer encuentro de Liga contra el Córdoba. Es decir, de cuatro partidos oficiales, sólo ha estado en dos. Xabi sabía que, tras la lesión de Javi Martínez, Guardiola le necesitaba más que nunca y que en el Madrid iba a ocupar un papel no tan principal como otras veces. «No es una decisión fácil. Yo creo que le hacía falta un nuevo reto, probar una nueva cultura. Nosotros le apoyamos», aseguraba ayer su padre, Periko Alonso, en Radio Marca. El Madrid considera que la baja de Xabi puede ser sustituida por Kroos y también está Illarramendi, que cuenta con la confianza del club y que en ningún momento ha querido irse. Está a gusto, ha pasado el primer año, que es el más difícil, y se siente preparado para tomar la responsabilidad cuando le toque. Incluso está Khedira, que si no se va, tendrá una importancia en el equipo. Además de cualquier posible llegada de última hora.

Aunque su plaza esté bien cubierta, falta que alguno de los futbolistas del Madrid tome la jerarquía que Xabi tenía en el campo. Él mandaba a todos sus compañeros y era quien ordenaba a todo el colectivo. «Lo que puedo decir es que Xabi Alonso es extraordinario y que ha sido muy importante para el Real Madrid», decía ayer Emilio Butragueño con su prudencia habitual. «Voy a echar de menos a Xabi y Di María, pero el club sabe mejor que nadie qué plantilla necesita», explicó ayer Cristiano Ronaldo desde Mónaco.

Mientras, Xabi llegó a Alemania, pasó el reconocimiento médico y estuvo esperando a que los dos clubes terminasen de ponerse de acuerdo. «A Guardiola le gusta su juego y eso supone un aliciente. El Bayern es uno de los grandes», continuó su padre.