El Sevilla, como Blancanieves

Atronador silencio de Del Nido y Monchi en el primer día de Emery

Del Nido y Unai  Emery, ayer, durante la presentación del técnico vasco
Del Nido y Unai Emery, ayer, durante la presentación del técnico vasco

El cine mudo está de moda. «The artist» se llevó el año pasado varios Oscar y la Academia Española ha nominado generosamente a «Blancanieves» para los Goya. El Sevilla FC, siempre atento a las tendencias, también ha querido producir una película sin diálogos. No le viene mal a Del Nido y a Monchi, que ya no saben cómo explicar los motivos por los que el club grande que dirigían hasta anteayer se ha convertido en un desastre. Ayer fue presentado su sexto entrenador en tres años, Unai Emery, que hoy debuta frente a Manolo Jiménez, el que hace 34 meses y cinco despidos antes fue su antecesor. Maribel Verdú, eso sí, es más guapa que los dos técnicos.

La expedición del Sevilla partía en AVE hasta Zaragoza a las cuatro y la presentación de Emery se convocó a las dos. Un retraso de los comparecientes de más de veinte minutos provocó que, tras media docena de preguntas de calentamiento, Del Nido instase al jefe de prensa con caras destempladas a poner fin al interrogatorio. «Quiero un equipo más agresivo», acertó a colar el entrenador. «Si yo pudiera arreglar los problemas con una varita mágica, no estaría aquí Emery», dijo el presidente; y el director deportivo, Monchi, que asumió su responsabilidad por los pertinaces fracasos (esa expresión en España es considerada antónimo del verbo dimitir), lamentó que el quinteto de técnicos que han desfilado por el club desde que se fue Juande Ramos «ha diagnosticado el mal, pero no ha curado al enfermo».

Unai Emery ha firmado un contrato hasta junio de 2014, lo que contraría la política del Sevilla de la última década. El entrenador sólo renovaba automáticamente por objetivos. Pero la posición de Monchi en la negociación iniciada el domingo por la noche era delicada. La decisión de destituir a Míchel estaba tomada y se había avisado al entrenador del filial, Ramón Tejada, para una interinidad mientras se buscaba sustituto. El problema es que el Sevilla Atlético fue a perder 6-0 su partido de Segunda B, lo que debilitó la imagen de su cuerpo técnico. El representante de Emery jugó sus cartas: o me garantizas dieciocho meses de contrato, o te juegas la única carta que te queda para salvar la temporada, la Copa, con un tío al que le acaban de meter media docena.

Real Zaragoza: Leo Franco; Sapunaru, Álvaro, Paredes, Abraham; Zuculini, Movilla, Apoño, Montañés; Víctor Rodríguez y Hélder Postiga.

Sevilla FC: Palop; Cicinho, Spahic, Botía, Fernando Navarro; Medel, Maduro, Rakitic; Jesús Navas, Negredo y Reyes.

Árbitro: F. Teixeira Vitienes (cántabro).

Estadio: La Romareda. 19:30 horas.

Spahic reconoce que existe «un mal ambiente»

Marcelino se marchó entre acusaciones nada veladas de indisciplina que Míchel admitió nada más llegar pero, en once meses, el clima volcánico del vestuario no ha mejorado un ápice. Palop, el capitán, se habla con muy pocos compañeros y los demás pesos pesados del plantel carecen por completo de carácter. No hay liderazgo y sí algunos bronquistas de cuidado. Por ejemplo, Emir Spahic, que hace un año la emprendió a golpes con Gary Medel, que conoce bien los calabozos de las comisarías chilenas. «El ambiente creado en torno al club no es bueno, ni lo es en el vestuario. Tenemos jugadores excelentes pero muy malos resultados», declaró el bosnio a un medio de su país.