Atlético de Madrid

Griezmann toma Mestalla

Un momento del partido
Un momento del partido

El Atlético de Madrid no pierde la estela del Barcelona tras imponerse con autoridad en Mestalla en un duelo equilibrado en el primer tiempo.

Griezmann, empeñado en tomar Mestalla, se marcó un partido espléndido. El francés fue el eje que movió a un Atlético superior al desnortado Valencia, especialmente en el aspecto físico. Además, contó con dos colaboradores de lujo y que resultaron imprescindibles. La presencia de Torres y Carrasco, suplentes ayer, cuando Simeone se decidió a dar un paso al frente en pos del triunfo, resultó decisiva. Se encargaron de cerrar el resultado con dos buenos goles, pese a que en el del belga la colaboración de Alves resultó fundamental.

El Valencia plantó cara. Respondió a la iniciativa del Atlético y cuando Griezmann adelantó a los madrileños la respuesta fue inmediata por parte de Cheryshev. Si el francés había aprovechado una pérdida absurda de Javi Fuego, presionado por Gabi y Vietto, el ruso remató con contundencia una buena dejada de Alcácer con la cabeza, en jugada que comenzó Siqueira, el ex rojiblanco que se enfrentó a sus compañeros y que le dejó un recado, en forma de arañazo, en la espalda a Vietto, que tuvo que cambiar la desgarrada camiseta.

El Atlético, muy bien plantado y enorme físicamente, llegó más de lo habitual a la portería rival. El juego era fluido, el balón corría bien por los pies de Griezmann, Koke, Saúl y hasta Kranevitter parecía imbuido de la mentalidad de Simeone. Muy bien en su papel de controlador, jugando por delante de los defensores donde la ausencia de Godín, baja de última hora, la cubrió con sobriedad el joven Lucas. Llegaba más el equipo de Simeone que el Valencia, pero a Vietto le faltó inspiración para definir. Cada vez está más comprometido, se entiende muy bien con Griezmann, se asocia con todos, pero el gol se le niega. Un remate a bocajarro obligó a Alves a hacer la parada de la jornada evitando el gol.

Pese a mandar el Atlético, el Valencia respondía con contragolpes en donde Feghouli, Alcácer y Cheryshev buscaban protagonismo. La marcha del ruso, con problemas musculares, fue un hándicap para el equipo de Neville, que perdió fuerza y recursos mientras el Atlético se revitalizaba con las entradas de Torres y Carrasco. «El Niño» aprovechó un córner –la estrategia volvió a funcionar– para romper el partido.

Y con el viento a favor todo fue más sencillo. Control, buen trabajo en todas las líneas y el convencimiento de que el asalto a Mestalla, un campo que no se le da muy bien, era una realidad para un Atlético que jugó con ventaja numérica los últimos diez minutos por expulsión de Santos, que no tuvo más remedio que parar a Torres con una clara falta. Era su segunda amarilla y llegaron las dudas de Neville. Después de un espectáculo dantesco en el banquillo, apareció Negredo. El vallecano no aportó nada más que una falta, mientras que Carrasco celebró su regreso con un gol, ayudado por Alves. La toma de Mestalla se consumaba.

Ficha Técnica:

1. Valencia: Alves, Cancelo, Santos, Mustafi, Siqueira; Fuego (Negredo, m.83), Enzo Pérez (Danilo, m.46), Andre Gomes; Feghouli, Cheryshev (Rodrigo, m.61) y Alcacer.

3. Atlético de Madrid: Oblak, Juanfran, Giménez, Lucas, Filipe Luis; Gabi, Kranevitter (Fernando Torres, m.63), Koke, Saúl; Griezmann (Oliver, m.88) y Vietto (Carrasco, m.68).

Goles: 0-1, m.24: Griezmann. 1-1, m.27: Cheryshev. 1-2, m.71: Torres. 1-3, m.85: Carrasco.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (C.Catalán). Amonestó por el Valencia a Feghouli, y por el Atlético a Vietto. Expulsó al valencianista Santos, por doble amonestación, en el minuto 80.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 28 de la Liga BBVA, disputado en el estadio de Mestalla ante 50.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del exfutbolista del Valencia, Nando Yosu; del que fuera capellán del club, Elías Llagaría, y del periodista Gaspar Rosetty.