Atlético de Madrid

Correa encuentra el camino

El Atlético tuvo dificultades para superar al Málaga, que ofreció más resistencia de la prevista. Un gol del argentino, que había sustituido a Carrasco, dio la victoria a los rojiblancos

El delantero del Atlético de Madrid Ángel Correa celebra el gol con sus compañeros
El delantero del Atlético de Madrid Ángel Correa celebra el gol con sus compañeros

El Atlético tuvo dificultades para superar al Málaga, que ofreció más resistencia de la prevista. Un gol del argentino, que había sustituido a Carrasco, dio la victoria a los rojiblancos

El «Mono» Burgos tuvo que ponerse al mando cuando al Atlético el partido le empezaba a mirar con cara de problema. Simeone había sido expulsado en el descanso después de que un balón salido del banquillo rojiblanco intentara cortar un contraataque del Málaga. Poco antes, Carrasco había caído al suelo echándose la mano al tobillo derecho después de un disparo desde fuera del área que despejó Ochoa, el portero del Málaga.

No invitaba al optimismo el encuentro para el Atleti. Había nacido como el día, entre la lluvia desatada y el sol, entre las nubes y el cielo azul. Y así vivió el partido el equipo de Simeone, como un fastidio que hay que quitarse de encima cuanto antes para pensar en otra cosa. Además, la victoria era obligatoria después de la remontada del Real Madrid en Vallecas. La primera ocasión del Atlético llegó en un remate de Griezmann de los que no suele fallar el francés. Pero ya antes había tenido que hacer dos paradas Oblak a Cop y Charles. El Málaga, sin mucho más que hacer en el campeonato y que ya derrotó a los rojiblancos en La Rosaleda, daba mucha más guerra de la prevista.

Al Atlético le costaba llegar y el Málaga respondía con ganas. Pero el equipo de Simeone se ha acostumbrado a ganar partidos sin demasiados alardes. Y los problemas parecieron menos graves cuando entró Correa en el campo en lugar de Carrasco. Cinco minutos tardó en marcar el único tanto del encuentro. Un disparo ajustado que golpeó en Albentosa y que no pudo atrapar Ochoa. El argentino tuvo un momento de bajón después de un esplendoroso comienzo de temporada, pero empieza a recuperar su lugar. Ofrece cosas diferentes, se atreve siempre con la pelota en los pies y en el momento más inesperado aparece un regate. Siempre la quiere y, después del gol, Koke y él se encargaron de guardarla para evitar que el Málaga pudiera hacer daño.

Filipe Luis era el que les daba siempre una salida por la banda izquierda. Es increíble la capacidad del lateral brasileño para ofrecer soluciones cuando sus compañeros se atascan. Cuando el Atlético defiende con todos y sólo se atreve a atacar con dos o tres jugadores, él es siempre uno de ellos. Así acabó el partido, ofreciéndose por su costado como hace siempre. Como hizo contra el Barcelona en la vuelta de la Liga de Campeones. Fue una arrancada suya la que originó aquel día el penalti que Griezmann convirtió en el segundo gol. Filipe Luis siempre se ofrece. Y Fernando Torres, también, aunque ayer no pudo aumentar su racha de partidos consecutivos con gol. Se quedó en cinco por mucho que Koke intentara que creciera. El «9» del Atlético tuvo varias ocasiones. Algunas se perdieron por culpa de la defensa del Málaga, otras porque se siente más cómodo cuando tiene espacio para correr que cuando le acorralan en el área. Pero el gol no llegó.

Y el Málaga no dejó de intentarlo en todo el encuentro. Tuvo más fuerza su ataque cuando entraron Juanpi y Chory Castro en el campo. Un disparo del pequeño venezolano desde fuera del área se marchó fuera por muy poco cuando el Atlético ya sólo pensaba en dejar pasar el tiempo.

Pero los rojiblancos, que tardaron en encontrar buenas noticias por delante, no tienen problemas para encontrar soluciones por el fondo. Allí aparece Lucas para poner orden. El francés parece un veterano al lado de Giménez. Y por si acaso, detrás espera Oblak.

No necesita mucho más el Atlético para seguir vivo en la Liga a la espera de la visita del Bayern al Calderón.

- Ficha técnica:

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Lucas, Filipe; Saúl, Gabi, Koke, Carrasco (Correa, m. 56); Griezmann (Augusto Fernández, m. 65) y Fernando Torres.

0 - Málaga: Ochoa; Rosales, Albentosa, Weligton, Miguel Torres; Horta (Chory Castro, m. 57), Recio, Camacho, Pablo Fornals (Juanpi, m. 63); Cop (Santa Cruz, m. 76) y Charles.

Gol: 1-0, m. 61: Correa, de disparo desde fuera del área.

Árbitro: Mateu Lahoz (C. Valenciano). Expulsó al argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, al término del primer tiempo. Amonestó a los locales Giménez (m. 53), Fernando Torres (m. 57) y Filipe Luis (m. 81) y a los visitantes Charles (m. 24), Welligton (m. 28) y Recio (m. 89).

Incidencias: partido correspondiente a la trigésimo quinta jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 50.000 espectadores.

Efe