Atlético de Madrid

Combate nulo en Balaídos

El defensa del Celta de Vigo Carles Planas (d) intenta evitar el avance del delantero francés Antoine Griezmann, del Atlético de Madrid
El defensa del Celta de Vigo Carles Planas (d) intenta evitar el avance del delantero francés Antoine Griezmann, del Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid y el Celta de Vigo empataron sin goles en un partido marcado por la intensidad de ambos conjuntos y por las ocasiones de los rojiblancos.

Berizzo y Simeone apostaron por el respeto y el Celta y el Atlético aplazaron el veredicto copero para la cita de la próxima semana en el Calderón. No hubo goles, las ocasiones fueron escasas y los dos técnicos prefirieron que sus jugadores no se salieran del guión, no se equivocaran y no facilitaran las cosas al rival. Los gallegos estuvieron más cerca del gol y un error de Augusto, en un mal entendimiento con Moyá, obligó a Gabi a sacar el balón de la línea de gol, en la mejor oportunidad de un partido en el que pesaron más la responsabilidad, la táctica y el orden que la improvisación o la genialidad individual.

Griezmann, que es el encargado de inventarse los goles, no estuvo muy inspirado. El francés trabajó bien de medio campo hacia atrás, pero apenas se asomó al área del joven Rubén Blanco, el elegido por Berizzo para defender la portería celeste. A Jackson, en su enésima oportunidad, le tocó el papel de delantero centro. Y no lo hizo mal en el aspecto del juego de área, de bajar unos metros para recibir el balón y asociarse. Actitud buena del colombiano, que remató un par de veces y que sigue negado ante el gol. Simeone le dio un beso cuando le cambió por Vietto. Señal de que al técnico no le disgustó su juego.

Un juego encaminado a defender más que a atacar. El contragolpe no salió, no hubo acciones claras en el área gallega, pese a los intentos de Carrasco y, posteriormente, de Correa y Vietto, por lo que el Atlético asumió que era mejor plantarse en su campo y detener las embestidas de Orellana, Iago Aspas y Guidetti, que tampoco probaron en exceso a Moyá. Hernández y Radoja se peleaban con Augusto y Gabi mientras Koke parece que ha perdido la excelencia y se está convirtiendo en un centrocampista vulgar. Hace apoyos, juega en corto y se le ve en la estrategia, pero luce poco y manda menos en un equipo al que no le importa ser dominado. Savic y Godín cumplieron bien, y Filipe y Gámez se estiraron por las bandas.

Fue un clásico partido del Atlético ante el Celta, que pareció mejor que el de la Liga, que fue más incisivo y que se esforzó para no ser cazado a la contra. A la pizarra de Berizzo sólo le faltó el gol. Lo mismo le ocurrió a la de Simeone, por lo que todo queda pendiente para el Calderón. Lo de ayer fue un combate nulo entre dos equipos sin mucha pegada. Prevaleció lo táctico sobre todo lo demás y de ahí que las ocasiones fueran escasas en ambas porterías. Moyá tuvo, quizá, más trabajo y siempre lo resolvió con solvencia. Demostró experiencia y seguridad en un despeje ante Iago Aspas y en un centro de Jonny, que le obligó a sacar el máximo. A Rubén sólo le inquietaron un tiro de Jackson y otro de Gabi. Porque en la estrategia el Atlético tampoco encontró las soluciones a su partido copero.

En el Calderón todo será distinto. El resultado le favorece un pelín más al Atlético, pero un gol de los gallegos obligaría a los de Simeone a marcar dos. Y ya se sabe, a no ser que Jackson encuentre la inspiración estos días, que el gol está muy caro.

FICHA TECNICA.

--RESULTADO: CELTA DE VIGO, 0 - ATLETICO DE MADRID, 0.

--ALINEACIONES.

CELTA: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Planas (Hugo Malla, min.88), Cabral, Jonny; Wass, Pablo Hernández; Sergi Gómez, Orellana, Iago Aspas (Beauvue, min.75); y Guidetti.

ATLETICO MADRID: Moyá; Jesús Gámez, Godín, Savic, Filipe Luis; Gabi, Koke, Augusto; Carrasco (Vietto, min.66), Griezmann (Thomas, min.80) y Jackson Martínez (Correa, min.60).

--ARBITRO: Estrada Fernández (C.Catalán). Amonestó con tarjeta amarilla a Orellana (min.90) en el Celta.

--ESTADIO: Balaídos.