Fútbol

Griezmann, más cerca

La continuidad del francés se hace imprescindible ahora que el Atlético no podrá reforzarse hasta enero

Griezmann y Torres, fundamentales para la próxima temporada
Griezmann y Torres, fundamentales para la próxima temporada

La continuidad del francés se hace imprescindible ahora que el Atlético no podrá reforzarse hasta enero.

«Ahora más que nunca. Atleti, todos juntos», decía en la tarde de ayer Antoine Griezmann en su cuenta de Twitter. Un mensaje de confianza en el club que parece anunciar su continuidad después de unas semanas convulsas, en las que ha jugueteado con la posibilidad de abandonar el equipo. Las palabras del «7» rojiblanco coinciden con las informaciones que hablan de que el Manchester United se ha retirado de la subasta por el jugador.

El francés es prioritario para Simeone. El técnico ha pedido en privado y en público que se refuerce la plantilla para dar el paso que le falta para lograr los títulos. Pero ese fortalecimiento de la plantilla es complicado si pierde a su mejor jugador y el máximo goleador en las últimas tres temporadas. Su marcha dejaría al Atlético sin referencias y sin posibilidad de encontrar un sustituto de garantías.

El club trabaja en la continuidad del futbolista con una ampliación de contrato y una mejora de la ficha –como hizo la pasada temporada–, aunque eso no lleve implícito un aumento en la cláusula de rescisión, que está valorada en 100 millones de euros. A pesar de las palabras del delantero en una televisión francesa, en las que situaba en siete sobre 10 las posibilidades de fichar por el Manchester United, en el club siempre han pensado que su intención «no estaba en esa línea». Tampoco cuando no quiso desmentir la posibilidad de fichar en algún momento por el Real Madrid.

Griezmann es uno en Francia y otro en España. Mientras en su país alimentaba las posibilidades de salir del Atlético, en España es capaz de dejar plantado a un periodista que simplemente le preguntaba si quería matizar sus palabras sobre una posible marcha al Real Madrid.

«Su presente es muy bueno y es normal que le quieran los mejores equipos del mundo. No me sorprende que lo busquen todos los que se lo puedan permitir», decía Simeone en enero, que siempre ha alabado al futbolista francés. «No sé en qué posición juega», aseguraba hace unas semanas. El Cholo siempre tiene una palabra de elogio para su estrella. Igual que sucede al revés. «Simeone conseguiría que fuéramos a una guerra por él», ha dicho Griezmann en alguna ocasión.

El Atlético considera imprescindible la continuidad de los dos para que no se desmorone el proyecto que ha conseguido clasificarse para la Liga de Campeones de manera directa por quinto año consecutivo y que ha alcanzado dos finales, una semifinal y unos cuartos de final en las últimas cuatro participaciones.

La continuidad de Simeone ya está asegurada. El Cholo, amante de los grandes gestos, lo anunció por la megafonía del estadio en la fiesta de despedida del Vicente Calderón después del último partido de Liga. Después, lo confirmó en conferencia de prensa. La de Griezmann está en camino.

El nuevo contrato puede situar al francés entre la élite de los futbolistas mejor pagados de LaLiga española. Diez millones de euros netos recibiría por cada una de las temporadas de contrato hasta 2023. Un sueldo que lo acerca a los mejores del mundo.

A partir de ahí, el Atlético podría preparar con más tranquilidad la temporada próxima. Griezman ha marcado 83 goles en los 158 partidos que ha disputado con la camiseta rojiblanca en las últimas tres temporadas. Y pesa más eso, ser el líder en el campo y en la tabla de goleadores, que detalles como el penalti fallado en la final de la Liga de Campeones o su discreta actuación en las semifinales de la Champions contra el Real Madrid, en las que se le vio más defendiendo en su área que creando peligro en la contraria.