Los árbitros, contra Di María

Los colegiados han denunciado al jugador por sus declaraciones. Competición estudia el caso y podría multarle con 1.500 euros

Madrid- Días después del partido ante Osasuna, en el que, por enésima vez esta temporada, el Real Madrid no quedó satisfecho con el arbitraje, a Ángel Di María no le tembló el pulso para criticar, abiertamente, la actuación de los colegiados. «Hay fallos que no se cometen por error», afirmó Di María. Sus palabras fueron duras, o al menos así lo ha considerado el Comité Técnico de Árbitros al denunciar ante el Comité de Competición al jugador del Real Madrid. Los colegiados aseguran que las declaraciones del argentino atentan contra su actividad y su derecho al honor, por lo que piden al estamento federativo que analice las palabras de Di María.

El informe en el que los árbitros recogen su malestar ya está en manos del Comité. El siguiente paso consiste en que Competición traslade la denuncia al club blanco para que todas las partes realicen sus alegaciones. Lo que suceda después sólo lo sabe el juez. Según los precedentes de esta temporada, en la que las palabras de jugadores como Wakaso, Diop y Juanlu también han sido analizadas, el jugador argentino podría recibir una sanción económica que asciende a los 1.500 euros.

Por si todo esto fuera poco, el martes, en el Bernabéu, la actuación arbitral volvió a ser la protagonista. Los jugadores del Valencia no quedaron satisfechos con el criterio de Muñiz Fernández y no dudaron en criticar las decisiones que el colegiado tomó sobre el terreno de juego. «El mejor del partido ha sido Di María, pero durante toda la semana», comentó Albelda con ironía insinuando que las quejas del Real Madrid durante estos días habían conseguido determinar la actuación arbitral.

Muñiz Fernández no estuvo fino. Invalidó tres jugadas por dudosos fueras de juego y expulsó al técnico Ernesto Valverde por insistir en la banda mientras esperaba un cambio. Por eso las reacciones del equipo «che» tampoco se hicieron esperar. Roberto Soldado ejerció de capitán y nada más terminar el encuentro comentó que «los árbitros tienen miedo de pitar mal al Madrid. No han sabido soportar la presión». Su presidente, Manuel Llorente, también criticó la actitud del equipo blanco: «El Valencia ha hecho un buen partido, pero aquí siempre pasa lo mismo. Llevan toda la semana hablando y al final da resultado». Desde ayer, y a pesar del malestar que se respira en Valencia, el club ha decidido no tocar más el tema. El sábado, en Liga y el próximo miércoles, de nuevo en Copa, ambos equipos volverán a verse las caras. Esta vez en Mestalla. Y esperan que sin polémica de por medio.