Neymar elige al Barça

En un escrito publicado en la red 'Instagram', Neymar ha desvelado su futuro: "No podía aguantar hasta el lunes, mi familia y amigos ya conocen la decisión y el lunes firmaré un contrato con el Barcelona"

«El Santos FC informa de que recibió dos propuestas por el atleta Neymar da Silva Santos Júnior y, ante las proposiciones y las condiciones del contrato del jugador, el Comité de Gestión del club decidió negociarlo», aseguró el equipo paulista en su cuenta de Twitter en la madrugada del sábado, después de haber mantenido una larga reunión con representantes del Barcelona. Una más. Las ofertas eran del propio equipo azulgrana y del Real Madrid, como confirmó después el vicepresidente del Santos, Odilio Rodrigues. La cuestión quedaba en manos de Neymar. La decisión era suya, pero el suspense se mantenía. «Parte hacia España para jugar al fútbol y ser feliz», afirmó Wagner Ribeiro, uno de sus representantes, sin aclarar a dónde. El jugador, que acudió con su padre a última hora a las instalaciones del Santos, también mantenía la duda, como siempre ha hecho desde que empezó a destacar y media Europa se interesó por contratarlo. «Es el momento más feliz de mi vida. Voy a decidir con mi familia, pues no tengo prisa y la decisión puede salir en cinco minutos, en media hora o en tres días», aseguró Neymar.

Pues ni una ni otra. En realidad, Neymar ya tenía decidido desde hace tiempo dónde quería jugar: en el Barcelona. En un escrito publicado en la red 'Instagram', Neymar ha desvelado su futuro: "No podía aguantar hasta el lunes, mi familia y amigos ya conocen la decisión y el lunes firmaré un contrato con el Barcelona". El jugador ha lanzado muchos mensajes de «amor» en los últimos años y, de hecho, el club azulgrana ya había adelantado diez millones por su traspaso. «Cuando fui a Barcelona –desveló el vicepresidente Rodrigues hace un par de semanas– para escuchar la propuesta, me enteré de que Neymar tenía un acuerdo verbal que cuando acabara su contrato en 2014 se iba a Barcelona. Tiene un acuerdo de caballeros. No tiene contrato, es un acuerdo verbal». Una vez que el Santos ha aceptado la propuesta, el acuerdo con todas las partes está prácticamente cerrado. Neymar jugará en el Barça y se hará oficial en breve. La operación se cerrará por 40 millones euros y el atacante firmará por cinco temporadas, con una ficha de siete millones de euros con algunas variables que la podrían aumentar. Según el diario brasileño «O'Globo», la oferta del Real Madrid para el jugador era superior, de 11 millones de euros.

Se pone fin así a uno de los clásicos culebrones del mercado de fichajes que apenas ha comenzado, pero es que el «caso Neymar» no es nuevo y tampoco precisamente fácil. El jugador tiene sus derechos repartidos entre el Santos y varias empresas, además de numerosos patrocinadores, lo que complicaba bastante la operación, cuyos términos finales no han trascendido, aunque parece claro que conservará parte de sus derechos de imagen. Neymar, pese a que trasnochó el día anterior porque se estaba decidiendo su futuro, se entrenó ayer con sus compañeros y hubo muchos mensajes de despedida. Entre ellos, que grabó la sesión con una cámara acoplada a la cabeza. Jugará un último partido con el Santos hoy, contra el Flamengo, disputará la Copa Confederaciones con Brasil y tras tomarse unas vacaciones empezará a formar pareja de ataque con Messi en el Barcelona.

«Dos jefes en el mismo barco...», advirtió Cruyff de las dificultades que puede traer la convivencia de dos estrellas. El argentino dio el visto bueno a la llegada del jugador brasileño, lo mismo que otros futbolistas como Piqué. Ayer lo hizo Roura: «Dejemos que siga su curso. Neymar es un jugador espectacular y cualquiera querría tenerlo». El curso de esta operación ha llegado a su fin.