Primer voto de confianza antes del Camp Nou

Cristiano marcó el primero de los dos goles de la victoria del Real Madrid en campo del Schalke

El Real Madrid recibe mañana al Schalke 04 con la tranquilidad del resultado de la ida (0-2, Cristiano y Marcelo), aunque escaso de confianza y con la sensación de tener más que perder que ganar en cuanto a las formas.

El Real Madrid recibe mañana al Schalke 04 con la tranquilidad del resultado de la ida (0-2, Cristiano y Marcelo), aunque escaso de confianza y con la sensación de tener más que perder que ganar en cuanto a las formas. Necesita el equipo de Ancelotti, quien ha entonado el «mea culpa» al ciento por ciento, una brillantez en su juego y una sensación de solvencia que no demuestra desde que, casi con los mismos mimbres, este equipo fue capaz de anotar 22 victorias consecutivas. Pero aquello era 2014, con un Madrid demoledor, y 2015 se le ha vuelto advenedizo en lesiones, eliminaciones (la de Copa del Rey), derrotas inesperadas, que le han apeado del liderato de la Liga, y escasa eficacia, lo que se ha traducido en un bucle de falta de confianza del que necesita salir urgentemente.

Tiene a la vuelta de la esquina el punto de inflexión que le haga cambiar o no el rumbo: el 22M, en el clásico del Camp Nou. Hasta entonces, el Madrid tiene dos bancos de pruebas, que debe contar por victorias y una mejora significativa en su juego y en su efectividad. Mañana, ante el Schalke, al que le tiene tomada la medida de manera sobrada, y el domingo ante el Levante. Ambos partidos, ante los ojos de su afición, que en el Bernabéu, tan exigente y más después de perder el liderato, le examinara con lupa, siempre con el voto de confianza por delante para su equipo.

Para ambos y en adelante, Ancelotti ya ha advertido, además de que no piensa cambiar la «mano floja» por mano dura, que no va a variar «la identidad del equipo», ni el tan criticado 4-3-3. Entre otras cosas, porque sigue apostando porque «si la BBC está bien, es innegociable». El margen de mejora, además, tiene que llegar porque el Real Madrid recupera al hombre que tantos enteros ha subido desde su lesión hace ya cuatro meses: ¡Modric!

Ancelotti confirmó que el centrocampista croata jugará los últimos 30 minutos del duelo de Liga de Campeones ante el Schalke mañana en el Bernabéu. También tendrá minutos Khedira, quien sale y entra de la enfermería como Pedro por su casa. Sin embargo, el técnico reserva a Sergio Ramos, que volverá el domingo para estar en plenitud en el Camp Nou.

También confirmó Ancelotti que Toni Kroos será titular ante los alemanes. No ve en él el cansancio que se la achaca a muchos de sus jugadores porque apenas rota al equipo titular. Atestigua el técnico y cierto es, que llevan un tiempo fuera de la media de dos partidos por semana, por lo que los jugadores tienen tiempo de sobra de recuperarse. Kroos, que además está apercibido y no jugaría la ida de los cuartos de «Champions» si ve mañana una amarilla, era de esperar que no jugara, como no lo va a hacer Marcelo, también a una tarjeta de sanción en Europa, a favor de Coentrao, pero Ancelotti le necesita para rearmar de autoestima y confianza al equipo.

Meyer: «Pensar en la clasificación no es realista»

Mientras, el Schalke llega sin mayores esperanzas y consciente de que, salvo un milagro improbable, la única meta es lograr una eliminación honrosa. El 0-2 encajado en la ida en el Veltnis Arena hace que para un pase a cuartos el Schalke tenga que lograr una gran remontada en el estadio Santiago Bernabéu lo que, al menos públicamente, algunos jugadores descartan que pueda ocurrir. «No podemos lograrlo, pensar en la clasificación no es realista», dijo el centrocampista Max Meyer para evitar un ataque de euforia de los seguidores después del 3-1 logrado el sábado ante el Hoffenheim.

Meyer fue la estrella de ese partido, marcó dos goles, y mañana seguramente estará en el campo como titular en lugar del sancionado Kevin Prince Boateng. Ese 3-1 ante el Hoffenheim mejoró los ánimos en el Schalke tras la derrota ante el Real Madrid y, sobre todo, tras la goleada por 3-0 encajada en el derbi de la cuenca del Ruhr ante el Borussia Dortmund después de un mes sin conocer la victoria.

En ese panorama, la idea parece ser viajar a Madrid a gozar del partido. La única baja segura es Boateng, por sanción. En torno al capitán Benedikt Höwedes y a Eric-Maxim Choupo Moting hay ligeras dudas pues salieron tocados del último partido del Schalke. (Efe)

Alineaciones probables:

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Varane, Pepe, Marcelo; Kroos, Illarramendi, Isco; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Schalke 04: Wellenreuther; Höwedes, Matip, Nastasic; Uchida, Fuchs; Neustädter; Barnetta, Meyer; Choupo-Moting, Huntelaar.

Árbitro: Damir Skomina (SLV).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 20.45, La1.