Real Madrid

Ramos apadrina a Gareth Bale y Navas

Bendice el fichaje del galés y tutelaría al sevillano

Ramos abraza a Navas, tras marcar éste un gol a Croacia
Ramos abraza a Navas, tras marcar éste un gol a Croacia

La voz de Sergio Ramos es, hoy por hoy, mucho más que la del segundo capitán del Real Madrid. Su valía como altavoz del madridismo es la de mayor decibelios, la que concita menos disensiones entre adeptos y detractores. El sevillano no tiene enemigos organizados, «pro-mouriñistas», como sí le ocurre a Casillas, por lo que se siente cómodo dando su opinión. De esta forma, y según las declaraciones que recoge el rotativo británico «The Sun», Ramos ha bendecido el fichaje de la gran estrella galesa del Tottenham, Gareth Bale. «Únete a nosotros», habría dicho como colofón a los elogios que le dedica: «La temporada que ha hecho Bale ha sido magnífica. Puede hacer daño a cualquier equipo del mundo y tiene las cualidades que buscamos en el Madrid. Podría amoldarse perfectamente a nuestro equipo. Si conseguimos que venga sería un fichaje de gran calidad para nuestro club».

De esta forma, Bale ya tiene padrino en el vestuario del Real Madrid y no uno cualquiera. Falta le hará, pues a sus ya tardíos 23 años -cumple en julio-, está llamado a «robarle» el puesto a Marcelo o Di María, cualquiera que sea el puesto que ocupe, ya que puede jugar por toda la banda izquierda, y una vez que Callejón y Coentrao están en el disparadero de salida. Las virtudes de Bale son muchas, pese a su juventud. Internacional con Gales desde bien temprano, es veloz, con mucha técnica y gol. De él no se olvida su primer «hat trick» en 2010, en la Liga de Campeones, frente al Inter, entonces vigente campeón, pese a que no obró la victoria necesaria y los italianos ganaron por 4-3. Además, es un seguro en los lanzamientos de falta. Su fichaje, a buen seguro, será una de las grandes bazas pre-electorales de Florentino Pérez, junto con el delantero que el presidente elija para deslumbrar a los aficionados.

Pero la mano tendida de Sergio Ramos no se queda en Bale. El central también será de estimable ayuda en posibilitar la llegada de Jesús Navas, siempre ambicionado en Chamartín, y que este verano sí está dispuesto a venderlo el Sevilla. El falso extremo de sobra conocido y Del Nido tienen el caramelo de la oferta del Manchester City, pero quienes bien conocen al de Los Palacios no se atreven a aventurar si éste sería capaz de irse a vivir a Inglaterra, pese a que sus problemas de ansiedad y renuncia a moverse de su entorno quedaron solventados. Una cosa es superarlos para ir con la Selección, pero otra es cambiar de país. En Madrid, sin embargo, su entorno no se vería tan trastocado y le anima la tutela de Sergio Ramos, gran amigo. Su hermano mayor en el Real Madrid.