Raúl, «feliz de volver a casa»

Raúl saluda a Zidane en Valdebebas, antes de que diera la conferencia de prensa en el Bernabéu
Raúl saluda a Zidane en Valdebebas, antes de que diera la conferencia de prensa en el Bernabéu

Con la ilusión de un chaval, más sonriente que hace tres años, cuando en la misma silla que hoy se despedía del madridismo, «no como él hubiera querido», «con algunas canas más y los niños más mayores», Raúl González Blanco volvió a la sala de Prensa del «estadio más grande del mundo», del Bernabéu, de su casa. «Estoy feliz de volver a la que considero mi casa. Feliz de volver a casa», incidió para expresar la emoción del regreso, en el que estará acompañado de su familia y amigos. Y así, sus hijos más pequeños, los mellizos de 7 años, podrán comprobar lo que tantas veces le han preguntado. «Pero papá, ¿tú jugaste con Cristiano Ronaldo?». Ellos no lo recuerdan; los mayores, sí.

Espera «que sea una gran fiesta» este trofeo Santiago Bernabéu, que le servirá de homenaje, como no ha podido ser los últimos tres veranos, por calendario «y otras circunstancias». Ahora sí, «desgraciadamente porque el Madrid perdió la final de la Copa del Rey». Quizá si no, tampoco hubiera sido posible.

Raúl añora, ve la nueva residencia de Valdebebas y se emociona. «Allí todavía se respira mucho más fútbol que antes -dice y bromea-, ojalá hubiera estado hace 10 años o 20-25, ¿verdad, Emilio?», le dice complice a quien le acompañaba en el estrado, Butragueño, director de Relaciones Institucionales del Real Madrid. No obstante, «no cambiaría nada» de lo que le ha sucedido los últimos tres años. Pese a la dureza de los primeros entrenamientos en Alemania, «durísimos, que lo pasó fatal» porque corrió «más que en el Madrid» o el calor y la humedad de Qatar en verano, «en los que el árbitro para los partidos» cada quince minutos paraa que beban los jugadores.

«El que les debe algo a los madridistas, soy yo»

Echa de menos, no lo oculta, sin embargo, no guarda rencor y siente la misma idolatría que siempre ha demostrado a la afición madridista. «En teoría, el que les debe algo soy yo. Tendría que haber marcado más goles y jugar mejor», dice humilde quien es el máximo goleador de la historia blanca (324 goles) o el que más partidos ha disputado (741). Es una etapa que ha cerrado y a la que volverá, sin ser jugador, «tras un periodo de transición y aprendizaje» y siempre que sienta que está «capacitado» para desarrollar algún cargo en el club. ¿Entrenador? Es una incógnita que aún no despeja porque sigue sintiéndose jugador. «Me queda un año de contrato y luego tomaré la decisión de seguir año a año. Ahora me encuentro bien, pero quizá dentro de seis meses, no sea igual», comentó. La posibilidad «de volver», pues, la tiene «en la cabeza»

Sí quiso explicar su adiós. «Pensaba que mi etapa aquí había terminado. Luego, recobré la ilusión que ya no tenía aquí, me sentía más liberado, pudiendo pensar sólo en jugar. Este es un club muy grande, pero el día a día es complicado», se sinceró.

Como voz autorizada del madridismo, lógicamente Raúl fue preguntado por los tres temás candentes de la actualidad del club: Casillas, Bale y Cristiano.

«Yo creo que Iker quiere estar y continuar aquí»

De capitán a capitán, opina de Casillas que «está donde quiere estar». Él cree que «Iker quiere continuar aquí». «Tiene 32 años, está en los mejores años de un portero y por un partido, unos meses, comparado con toda una carrera, es insignificante. Todo el mundo sabe lo que Casillas ha dado y no creo que haya parte de la afición que no esté con él. El Madrid está empezando un nuevo proyecto y Casillas empuja lo mismo que el resto, trabaja y luego es el técnico el que toma decisiones», expresó. Asegura que le ve «muy bien». «Es un gran profesional, lo ha demostrado y creo que va a seguir trabajando fuerte y duro, con ganas para ayudar al Madrid y a la Selección», añadió.

El deseo respecto a Cristiano, es claro. Quiere que renueve y se quede el mayor tiempo posible: «Ha sido la mayor inversión del Real Madrid en los últimos años, tiene mucha hambre y no se cansa de ganar. Ojalá renueve porque los madridistas estaremos felices».

A Bale lo coloca, futbolísticamente, por detrás de Cristiano y Messi y no da valor a su precio, como ocurrió con Cristiano («que ahora se ve que fue barato»), hasta saber su rendimiento. No duda de que Florentino Pérez lo fichará. «Parece que el Madrid lo quiere tener, que va a hacer un esfuerzo grande y seguro que todos van a disfrutar de su juego. Si llegan a un acuerdo con el Tottenham, el precio que sera "x", se sabrá con el tiempo si ha merecido la pena», dijo.

En cuanto a lo deportivo, a Raúl le parece la actual «una de las mejores plantillas de toda la historia del Madrid». El proyecto de Ancelotti le parece «ilusionante», aunque necesita tiempo para que el equipo adopte la idea del italiano: «llevar más el ritmo del partido y tener más el balón».