Reformular las cuentas benefició a la junta de Rosell, según los peritos de Laporta

El sexto día del juicio por la demanda del Barcelona contra la junta directiva directiva saliente ha aportado el testimonio de tres de los cinco peritos de la parte demandada.

El sexto día del juicio por la demanda del FC Barcelona contra la junta directiva saliente de Joan Laporta ha aportado el testimonio de tres de los cinco peritos aportados por la parte demandada, que han convenido en que la reformulación de la cuentas por parte de la junta entrante en julio del 2010 benefició a la directiva de Sandro Rosell.

Esta ha sido la segunda jornada en que los peritos han entrado en escena y han sido interrogados tanto por los letrados de la parte demandante (FC Barcelona), como por la demandada (la exjunta directiva de Joan Laporta).

La Ciudad Judicial de Barcelona alberga desde el pasado lunes el juicio por la demanda que ha interpuesto la asamblea de compromisarios del FC Barcelona, que el 16 de octubre del 2010 votó a favor de que el club impulsara una acción de responsabilidad social contra la junta saliente, presidida por Joan Laporta, a la que se le reclaman unas pérdidas de casi cincuenta millones de euros, en el cómputo de siete años de mandato.

Después de que el viernes, día 19, aportasen sus puntos de vista el perito que presenta el Barcelona (Diego Prior) y uno de los cinco que ha acordado la parte demandada (Margarita Crous) hoy han entrado en escena tres más (Ramon Safont, Jacint Soler Padró y Pere Angerri).

Al final de la sesión, el juez ha permitido que Prior y Crous respondieran nuevamente a las preguntas, dejando para mañana la última intervención pericial, a cargo de Oriol Amat.

"La auditoría de las cuentas de Joan Laporta contenían cuatro salvedades y la nueva junta (Sandro Rosell) no estaba obligada a reformularlas, incluso las podía haber llevado a la asamblea de compromisarios, con salvedades también. Y hubiese sido correcto", ha señalado el perito Ramon Safont.

Una vez presentada las cuentas auditadas por la junta de Laporta en el 2010, en la que hubo un superávit de 11 millones de euros, la directiva entrante, tras las elecciones de aquel junio, decidió reformularlas, establecer siete salvedades e incertidumbres, dar la vuelta a los estados financieros, que arrojaron unas pérdidas de casi ochenta millones de euros. En el cómputo de los siete años de mandato de Laporta, la cifra general acabó siendo negativa.

"Las cuentas que aportó Laporta reflejaban mejor la imagen del club que los números que aportó la directiva entrante", ha añadido el perito aportado por la directiva que cesó en sus funciones el 30 de junio del 2010.

A la pregunta por parte de los letrados de la parte demandada de si la reformulación de las cuentas fue tendenciosa, el perito se ha limitado a decir que la actuación "no fue normal".

"¿La reformulación de las cuentas por parte de la junta entrante era dejar en mala situación económica a las anteriores cuentas para tener después beneficios la directiva nueva?", ha preguntado uno de los letrados al perito Ramon Safont, quien ha afirmado: "Lógicamente, la reformulación beneficiaba a la junta entrante".

El juez José Manuel Martínez Borrego ha desestimado realizar un careo entre peritos, y tras concluir la sesión a las 14:30 horas, ha permitido que Diego Prior y Margarita Crous regresaran al estrado para aclarar algunas posiciones del viernes.

Por otra parte, los peritos de la parte demandada, que emitieron en su día dictámenes a las cuentas de Laporta y de la reformulación de la junta de Sandro Rosell, se han ratificado en aquellas posiciones al asegurar: "Las cuentas de junio del 2010 reflejaban la imagen fiel del patrimonio del Barcelona".

"Aquí ha habido una variación de criterio. Nosotros creemos que el principio de uniformidad en algunos casos no se ha aplicado", ha señalado uno de los peritos de la parte demandada, al recordar la forma en que se depreció Thierry Henry, una de las siete salvedades que surgieron de la reformulación de las cuentas.

"¿Qué club del mundo contabiliza un deterioro de un jugador? Sólo el Barcelona. No existe ningún equipo en el mundo que sea tan inocente: Por ejemplo si Cristiano Ronaldo se lesiona, no se deteriora o vale menos, ni tampoco si Luis Enrique hace jugar menos a Neymar. ¿Lo vamos a deteriorar en el balance porque no juega", ha argumentado uno de los peritos de la parte demandada.

A este respecto, el juez ha preguntado a los peritos de la parte demandada si habían visto el contrato de Henry para emitir el dictamen, y la respuesta ha sido "no", igual que cuando se les ha emplazado a responder si para redactar el informe habían tenido acceso a otros de los puntos discrepantes de la demanda (la tasación de los terrenos infravalorados de Viladecans), cuya respuesta también ha sido negativa.