Triunfo entre miedos y lesiones

El Real Madrid, liderado por Ronaldo y James, gana a un buen Málaga, pero pierde a Bale y a Modric.

Modric se fue al suelo después de un choque con Recio: se cogía la rodilla, con cara de dolor. En el Bernabéu se hacían predicciones mirando su rostro y la manera en la que se retiraba del campo. Si cojeaba mucho o no, si se le veía sereno o no. Si puede estar en el encuentro del miércoles contra el Atlético. O no.

Antes, nada más comenzar el encuentro, se cayó Bale, que hacía gestos como si se le hubiese roto algo en el gemelo. No había tocado el balón, no había chocado con nadie. Apenas se habían disputado tres minutos y el futbolista galés no podía seguir. Como sucedió después con Modric, la afición del Madrid hacía predicciones con sus gestos. Y éstos sí que tenían mala pinta.

La lesión de Bale fue una señal clara de que no era un buen día para el Madrid. El Málaga, con Amrabat como líder, siempre creyó que podía hacer daño, pese a que fue claramente dominado en la primera mitad y golpeado por James en la segunda. Sin embargo, el equipo de Javi Gracia, que ganó en el Camp Nou, pensó que podía sacar también algo positivo del Bernabéu. Hubo momentos en los que estuvo cerca, cuando el caos acechaba al conjunto blanco, pese a que se había puesto con dos goles de ventaja y el partido parecía completamente cerrado.

No lo estuvo hasta que Ronaldo hizo el tercero ya al final del encuentro, para que todo el mundo se tranquilizase. Antes, fue un partido extraño el que jugaron los de Ancelotti, con mucho control antes del descanso, pero con la ausencia de pegada que tanto daño hizo el martes. El Málaga esperaba y el Madrid controlaba. Como está pensando en su choque contra el Atlético no se empleó con excesiva intensidad y menos después de la lesión de Bale. Chicharito le sustituyó con el dinamismo que acostumbra y el equipo se dibujó, más o menos, en un 4-4-2, con Kroos buscando las bandas y Modric, y sobre todo James, ampliando la visión del fútbol para todos los compañeros. Más discreto fue el papel de Isco, que mejoró algo en la segunda mitad, pero que está lejos de su mejor forma. Todo indica que va a ser titular en el choque decisivo y que se le necesita tan brillante como antes.

Con el sistema que reclaman muchos críticos de Ancelotti, el Madrid fue dominador sin mordiente durante la primera mitad y perdió el control de lo que sucedía después del descanso. Fue superior al Málaga, pero dejó algunas dudas sobre lo que va a pasar en «Champions»

Fue Ramos quien evitó el suspense al rematar muy cerca de la portería un saque de falta de Cristiano Ronaldo. El portugués estuvo en todas las jugadas de peligro del Madrid. Sacó la falta del primero, hizo la pared con James en el segundo; antes había mandado un penalti al palo y cerró el encuentro con su gol. En medio, dejó un regate espectacular y mucha implicación en el partido. Junto a James fue decisivo para que el Madrid siga vivo.

El colombiano ha vuelto más seguro de su lesión, como si de repente se considerase el líder que necesita el centro del campo. Se mueve por todas las zonas de ataque, también defiende, busca soluciones a sus compañeros y encima remata. Pudo marcar en la primera mitad, pero lo hizo en la segunda, cuando nadie controlaba el partido y no se sabía muy bien qué podía suceder. El Madrid ya había perdido a Modric y sin él, el tiempo del partido. Amrabat seguía incordiando a la defensa. Fue cuando James se inventó su gol tras dos paredes, con Isco y Cristiano. El Madrid ponía camino de por medio.

Pero no era el día, no. Marcelo, muy impreciso ayer, perdió un balón y nadie en la parte de atrás del equipo blanco supo reaccionar. Ramos fue al que centraba desde la derecha, Arbeloa no supo si marcar al que entraba a rematar o al que llegaba por atrás y Pepe se quedó en tierra de nadie. Juanmi remató desde muy cerca, pero flojo y al centro. Casillas pudo hacer más. El Madrid era un equipo frágil, que había perdido dos jugadores y que temía al Málaga. No son las mejores sensaciones. Después marcó Ronaldo, pero ahora hay que vivir, hasta el miércoles, con esa inquietud.

. Ficha técnica:

3 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa (Carvajal, m.76), Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric (Illarramendi, m.60), Isco; James, Bale (’Chihcarito’, m.4) y Cristiano Ronaldo.

1 - Málaga CF: Kameni; Rosales, Angeleri, Sergio Sánchez, Boka; Amrabat, Darder (Duda, m.87), Recio (Tissone, m.75), Castillejo (Horta, m.83); Samu García y Juanmi.

Goles: 1-0, m.24: Sergio Ramos. 2-0, m.69: James. 2-1, m.71: Juanmi. 3-1, m.91: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Iñaki Vicandi Garrido (Comité Vasco). Amonestó a Arbeloa (61) y Kroos (82) por el Real Madrid; y a Recio (42), Sergio Sánchez (77) y Tissone (86) por el Málaga.

Incidencias: partido correspondiente a la trigésimo segunda jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 78.354 espectadores.