Un «besagüevos» que no agrada a los ultras

Los hinchas radicales del Sevilla pueden armarla hoy
Los hinchas radicales del Sevilla pueden armarla hoy

Sevilla- Aunque el término sea malsonante, hay que emplearlo: para el capillita sevillano, existen los besamanos (a la Virgen), los besapiés (al Cristo) y también los «besagüevos», la variante pseudo-devota que se practica con una persona como objeto de culto. Eso justamente es lo que José María del Nido ha organizado hoy para su despedida, después de la breve reunión del consejo de administración del Sevilla en la que cesará de sus funciones. El saliente comparecerá ante la Prensa... y ante una multitud convocada para arroparlo: todos los empleados del club, incluidos los futbolistas y el cuerpo técnico, accionistas relevantes, miembros de las peñas y afectos al régimen en general. Algunos representantes institucionales han sido invitados, pero esta vez sí harán caso a sus asesores de imagen y evitarán fotografiarse junto a un condenado por corrupción. La intención es crear un clima de alto voltaje emotivo para reforzar la petición de indulto al Gobierno que el entorno de Del Nido que se elevará en los próximos días, según ha anunciado. Los hinchas radicales del Sevilla, agrupados en la formación Biris Norte, han amenazado con sabotear el acto o, al menos, contribuir desde los aledaños del estadio a su banda sonora. A la hora de la reunión del consejo, once de la mañana, han convocado una manifestación bajo el lema «Fuera corruptos del Sevilla», mediante la que pretenden ajustar cuentas con el dirigente. Curiosamente, en la zona del estadio en la que se ubican se colgó una pancarta de apoyo a Del Nido al día siguiente de su condena en la Audiencia de Málaga: «Estamos contigo, presi». Pero el idilio se rompió por un asunto de dinero y manga ancha de entonces se ha tornado en calvinismo. Ojalá no pase la cosa de lo folklórico.