Fútbol

Una mezcla perfecta

Nolito y Orellana están entre los cuatro que más regatean. Augusto y Cabral, entre los seis que más pases dan. El Celta juega a todo

Nolito celebra un gol esta temporada
Nolito celebra un gol esta temporada

Desborde y posesión. Son los principios que manejan los grandes equipos y son los que está manejando el Celta en este impresionante comienzo de temporada. En la clasificación está entre Madrid y Barcelona, con los mismos puntos y sin perder. Derrotó a los de Luis Enrique y hoy quiere medir la fortaleza del Madrid con las mismas armas que ha manejado estos ocho encuentros de Liga: «Partimos de que haciendo lo que hacemos y solidificando nuestra idea, esa manera de jugar nos deja más satisfechos en las victorias. Conseguirlas a nuestra manera tiene un plus de satisfacción. Ojalá podamos plasmarla contra uno de los rivales más fuertes del mundo», explicaba ayer Berizzo, el entrenador que ha transformado al conjunto de Vigo.

Después del Madrid y del Barcelona, el equipo gallego es el que más pases da. Augusto y Cabral son los principales protagonistas de este estilo. Ambos van a jugar hoy, porque ayer Berizzo no tuvo reparos en hacer pública la alineación. Al Celta le gusta dominar y tener la pelota. «Tenemos que ser fieles a nuestro protagonismo con el balón y nuestro esfuerzo por recuperarlo, con solidaridad en la presión e intensidad», explicaba el entrenador en un discurso que seguramente ha repetido muchas veces a sus futbolistas. Tener el balón, pero tenerlo con sentido para que llegue a los delanteros. Y una vez ahí, que ellos resuelvan. Porque cuando la pelota se encuentra en zonas peligrosas, donde hay que hacer daño, el Celta cuenta con Nolito, uno de los futbolistas más en forma de la Liga, y con la habilidad de Orellana. Entre ambos han hecho 114 regates. Sólo hay una pareja que les supera: la que forman Neymar y Messi en el Barcelona. Ése es el nivel que está mostrando el Celta ahora mismo. Sabe mezclar la paciencia con el vértigo, el toque para distraer con el regate para hacer daño. El plan de Berizzo se ha encontrado con unos futbolistas que lo están ejecutando a la perfección. El Barcelona pasó por Vigo y fue reducido. El Madrid es el siguiente que va a medir si lo del Celta es una ilusión o puede durar en el tiempo. «Hay que jugar de una manera muy estable, intensa y regular. Si el partido transcurre según tu plan, empiezas a creer en ganarlo, pero de nada sirve marcar y olvidarte de tu plan y tu línea, de defender esa ventaja sin sentirla», dice Berizzo.