Atlético de Madrid

Una pasión eterna

Simeone y el Atlético anuncian la prórroga de su compromiso hasta 2020

Simeone durante su comparecencia en el estadio Vicente Calderón, tras la renovación de su contrato
Simeone durante su comparecencia en el estadio Vicente Calderón, tras la renovación de su contrato

Diego Pablo Simeone se emociona cuando escucha a Enrique Cerezo hablar de él en la sala Vip del Vicente Calderón. «Le conozco desde hace muchos años, en sus dos épocas como jugador y ahora como técnico, y puedo decir que, si como entrenador es un fenómeno, es mucho mejor como persona», dice el presidente del Atlético de Madrid. Y el Cholo, el tipo duro que habla de sus jugadores como guerreros, se esfuerza para contener alguna lágrima.

Simeone y el Atlético son la misma cosa –«encarna como nadie los valores del club», dice el presidente– y lo seguirán siendo hasta el año 2020. Juntos, el entrenador y el club han encontrado la estabilidad que les faltaba por separado. Desde que Luis Aragonés entrenó al equipo entre 1982 y 1986, ningún técnico ha durado tanto como el Cholo en el Vicente Calderón. Antic y Aguirre aguantaron tres temporadas seguidas. El argentino lleva tres y media y superará las ocho si cumple su contrato. Antes de llegar al Atlético, Simeone tampoco había superado la temporada y media en el mismo club.

«Elijo estar donde estoy. En la vida no es fácil elegir, a veces no te dejan, otras no puedes, pero yo elijo estar acá porque estoy convencido de que el club va a seguir creciendo», asegura el técnico argentino.

Simeone asume más responsabilidad en la parcela deportiva y el club se ha comprometido a facilitarle jugadores que permitan seguir mejorando el equipo año a año. Aunque por el momento no quiere hablar de fichajes para la próxima temporada. Prefiere valorar lo que tiene: «Potenciar la llegada de Torres, el esfuerzo de Raúl García, la mejora diaria de Raúl Jiménez, que Mandzukic está a ocho goles de superar su récord personal en una temporada, Griezmann, que también está cerca de marcar más goles que nunca...» Y valora también a los que se han ido para ayudar al club y a su cuerpo técnico a estar donde están ahora. «Sin ellos no hubiera sido posible». Simeone duplicará su sueldo para convertirse en el miembro mejor pagado de la plantilla y junto a él continuará todo su cuerpo técnico. Ayer estaban casi todos en el anuncio de la renovación, sólo faltaba el «profe» Ortega. El club y el entrenador se reservan la posibilidad de rescindir el contrato al final de cada temporada sin penalización.

El entrenador renueva con la ilusión de ganar por fin la Liga de Campeones, aunque ayer sólo hablara del Córdoba, el próximo rival, y de vivir el traslado a La Peineta. «Tenemos ilusión por formar parte de ese estreno», dice el Cholo. «Esperamos seguir viviendo lo que hemos vivido», añade. Simeone se muestra orgulloso de haber conseguido uno de los objetivos que se marcó a su llegada. «Cuando llegamos me imaginaba un equipo competitivo, contragolpeador, molesto, que no valorara si el partido era amistoso o de Liga de Campeones, que no interpretara los partidos en función de la camiseta que tiene enfrente, sino la pasión que significa vestir la camiseta del Atlético de Madrid. No importa a quién tengas enfrente, importa la camiseta del Atlético de Madrid», afirma. Y así seguirá hasta 2020.