¿El siguiente?

Ángel María Villar
Ángel María Villar

Ángel María Villar está siendo investigado por la Comisión de Ética de la FIFA, que no hace pública la causa de la investigación. La instrucción ya ha concluido y el asunto está en el órgano de decisión.

«Por lo que sé, está en Nyon, en la sede de la UEFA y físicamente es imposible que pueda estar aquí», respondía José María Odriozola, presidente de la Federación Española de Atletismo cuando un periodista le preguntaba por la ausencia de Ángel María Villar en la firma del convenio entre el Consejo Superior de Deportes y laLiga por el que las federaciones deportivas españolas recibirán seis millones de euros procedentes de los derechos televisivos del fútbol. Es difícil encontrar una fotografía reciente de Ángel María Villar. Al presidente de la Federación española no se le ve, a pesar de que va acumulando cargos, herencia en vida de Michel Platini, sancionado durante noventa días.

Pero Villar puede seguir el mismo camino que el presidente de la UEFA. La Comisión de Ética de la FIFA informó ayer de que está investigándole, igual que a Franz Beckenbauer y a varios miembros más del Comité Ejecutivo de la FIFA. Pero los procesos de Villar y Beckenbauer se encuentran más avanzados, ya ha concluido la instrucción y el asunto ya está en manos del órgano de decisión de la Comisión Ética, el que decidirá si hay sanción y de qué tipo.

Para que el asunto haya llegado hasta el órgano de decisión, el órgano de instrucción ha tenido que encontrar indicios de un comportamiento contrario al que marca el Código Ético de la FIFA. Otros investigados –en fase de instrucción todavía– son Worawi Makudi (Tailandia), Jeffrey Webb (Islas Caimán), Ricardo Teixeira (Brasil), Amos Adamu (Nigeria, Eugenio Figueredo (Uruguay) y Nicolás Leoz (Paraguay). Algunos de ellos ya están inhabilitados y otros, incluso, detenidos, como el uruguayo Figueredo o el paraguayo Leoz. La FIFA investiga a alguno más de sus miembros, aunque de momento no publicará sus nombres.

La Comisión de Ética tampoco ha hecho público el motivo de la investigación a Villar y Beckenbauer. En el caso del español podría ser por la compraventa de votos en la elección de las sedes para los Mundiales de 2018 y 2022 que ganaron Rusia y Qatar. España fue uno de los rivales de Rusia en el intento de organizar el próximo Mundial. El semanario alemán «Der Spiegel» informó la semana pasada de que la FIFA estaba investigando el pago de seis millones de euros por parte de la candidatura alemana para asegurarse la organización de la Copa del Mundo de 2006. Según «Der Spiegel» los seis millones se destinaron a comprar los cuatro votos asiáticos del Comité Ejecutivo de la FIFA. Beckenbauer era el presidente del Comité organizador.