El viento no puede con el ímpetu de Lawrie

De nuevo el viento hacía acto de aparición en Doha, pero Paul Lawrie parece haberse acostumbrado a él y no importarle lo más mínimo su presencia, ya que volvía a realizar una gran jornada y conseguía dos golpes de ventaja en el liderato en Doha.

Paul Lawrie
Paul Lawrie

En una tercera jornada marcada por el viento típico de Doha, el escocés Paul Lawrie ha sido la viva imagen de la consistencia, con 16 pares y dos birdies para una vuelta de 70 y un total de -13. A pesar de no ser la mejor vuelta de la jornada, esta le ha permitido consolidar su liderato y ser el rival a batir.

Una victoria en el último día de competición le convertiría en el primer ganador triple del evento, con el aliciente añadido de ponerse con opciones al equipo de la Ryder, como ocurrió cuando ganó en 1999 y 2012.

"Nuestro trabajo de todas las semanas consiste en ponernos con opciones a falta de nueve hoyos, y espero ser capaz de hacerlo. Me siguen de cerca muchos buenos jugadores muy bien situados en el ranking mundial y que ya han ganado aquí, como Branden Grace, pero ese reto me gusta; si consigo meterme en la pelea, le pego como le estoy pegando y me entra algún pat, puedo estar ahí", comentaba Lawrie al terminar.

Esta última ha sido una jornada en la que únicamente seis participantes han podido bajar de 70 (Branden Grace con 68, Richard Bland con 67 y Thorbjørn Olesen, Tyrrell Hatton, Trevor Fisher Jr y Lee Slattery con 69), en contraste con los 36 que lo hicieron el miércoles.

Si Lawrie busca hacer historia convirtiéndose en el primer ganador triple del Masters de Qatar, Grace aspira a ser el primero que logra defender el título, y a nadie le extrañaría que lo hiciera dado su gran momento de forma, con cinco top 5 en sus cinco últimas apariciones.

Quien también lo está haciendo muy bien es el español Rafa Cabrera-Bello, empatado en tercera posición con Olesen (-11), quien conseguía una tarjeta algo irregular de 71 golpes con cuatro birdies y tres bogeys: "Tuve dos fallos al principio y otro en el 15 y he estado luchando todo el día para volver al par. Por eso estoy tan satisfecho de haber terminado con birdie para bajar del par. En el 18 he pegado un drive muy bueno; el segundo golpe la he cogido un poco limpia y me he dejado el golpe más difícil del golf, que es la sacada de bunker de 50 metros. La he hecho bastante bien, me he dejado un pat de birdie y ha entrado".

"Hoy (por el viernes) la intensidad del viento ha sido incluso un poco más que ayer, prácticamente en la misma dirección, y han retrasado algunos tees con relación a ayer, así que ha estado bastante difícil el día. Es un campo que me gusta, he jugado bien aquí en otras ocasiones, tengo ganas, confío en mis posibilidades y a ver qué pasa mañana".

Hay 15 jugadores a cinco golpes o menos de la cabeza, entre ellos el inglés Richard Bland, autor de la vuelta del día, un 67 excelente dadas las condiciones y que le ha servido para colocarse décimo empatado con -8.

El siguiente español en la clasificación, Sergio García (74) se ha colocado en el puesto 11 en una jornada aciaga para él con solo un birdie, un eagle, tres birdies y seis golpes en el par 4 del hoyo 14; Pablo Larrazábal (72), va en el puesto 15 con -7. Jorge Campillo (73) se coloca en el grupo 21º, Alejandro Cañizares va diez puestos más abajo con su vuelta de 73 y está con -3, mientras que Álvaro Quirós se fue hasta los 76 golpes y ha bajado varias posiciones, hasta el puesto 72.

(@golfcom)