Griezmann lo tapa todo

El Atlético se juega la Liga Europa dentro de una semana, pero en el club todo gira alrededor del delantero francés.

Griezmann da un manotazo a Diego Costa, que se tapa la boca durante el entrenamiento de ayer en el Metropolitano

El Atlético se juega la Liga Europa dentro de una semana, pero en el club todo gira alrededor del delantero francés.

El Atlético juega una final europea en menos de una semana, pero no lo parece porque Griezmann y su posible fichaje por el Barcelona lo ocultan todo. Tanto que Diego Costa se permite bromear después de cuatro preguntas sobre el futuro del francés. «Yo me quedo, estoy bien, estoy feliz, estoy contento», decía el internacional español cuando le tocó finalizar su conferencia de prensa en el día de atención a los medios previo a la final de la Liga Europa.

El Atlético está cansado del acoso del Barcelona, pero sus compañeros no creen que nada pueda afectar al francés, concentrado en la posibilidad de ganar su primer título como profesional. En 2016 perdió la final de la Liga de Campeones con el Atlético y la de la Eurocopa con Francia. Ahora quiere llegar al Mundial con el trofeo de la Liga Europa. «Está muy centrado, divertido, muy caliente. Si ves cómo está con nosotros en el vestuario no parece que le pase nada en su vida. Le veo normal, nada distinto. Está enchufadísimo. Lo único que veo es que tiene muchas ganas de ganar», insiste Diego Costa.

Pero el Barcelona siempre aparece. «Es un orgullo que lo quiera un club como el Barcelona», asegura Koke. Pero lo que más duele a los futbolistas rojiblancos es el precio del traspaso. «Tal como está el mercado internacional, cien millones por un jugador como él es barato», afirma Filipe Luis. «Y si hace una buena final será todavía más barato», añade. «No voy a entrar a valorar si es barato o caro. Antoine es un jugador muy importante para nosotros. Nos toca dar la cara por él», asegura Gabi.

Es probable que la final de la Liga Europa sea el penúltimo partido de Griezmann con la camiseta del Atlético, pero ninguno de sus compañeros duda de su compromiso. «Está extramotivado. Yo lo único que veo es que Griezmann cada vez que se pone la camiseta del Atlético lo da todo por el club y por el equipo. Está muy contento aquí y lo demuestra cada vez que juega. Eso es lo único que importa, que cada vez que juega lo hace como tiene que ser», reconoce Saúl.

La situación es incómoda para la plantilla, que ve cómo su mejor jugador está más cerca de abandonar el equipo que de seguir. «A nosotros no nos gusta que nos toquen a nuestros compañeros. Queremos que sigan. Está con nosotros y tiene contrato con el Atlético y seguro que el miércoles que viene va a hacer un grandísimo partido», dice Koke. El club rojiblanco está acostumbrado a que sus mejores jugadores sean seguidos por los mejores clubes del continente.

Después de la final de la Liga de Campeones de 2014 en Lisboa se marcharon Diego Costa y Filipe Luis al Chelsea. Ahora puede ser Griezmann al Barcelona, pero el Atlético quiere invertir esa tendencia. «Necesitamos estar en la élite para que haya jugadores que quieran venir y que se quieran quedar», asegura Gabi. Una idea que repite sin señalar a nadie, pero con la mente puesta en Griezmann: «Lo único que pasa por nuestra cabeza es ganar para que jugadores quieran venir y los que están se quieran quedar». Y Diego Costa le advierte de que si se va, «no hay vuelta atrás». «Que lo piense tranquilamente».