Histórico: España mete a sus dos selecciones en la final del Mundial de waterpolo

El equipo masculino siguió el camino del femenino y venció 6-5 a Croacia, la gran favorita, en semifinales. El premio para los chicos y las chicas es la clasificación directa para los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020

Un partido perfecto. Así tenía que ser, de otra manera era difícil que España pudiera con Croacia en las semifinales del Mundial de waterpolo. Porque sí, los chicos de David Martín lo lograron. La machada, vencer al actual campeón y al equipo que en la última década siempre está ahí. Era el coco. Pero el waterpolo masculino español vuelve a latir tras una travesía por el desierto. «Llevamos mucho tiempo sufriendo, sin alegrías», reconoció el seleccionador. Diez años después, regresa a una final mundialista (la progresión está ahí, porque el año pasado ya jugaron por el oro en el Europeo), y lo hace por todo lo alto, con el premio añadido de la clasificación directa para los Juegos Olímpicos de Tokyo, lo que supone poder planificar 2020 de forma más tranquila, sin estrés. El rival por el oro será Italia (sábado, 11:30). Es un campeonato histórico para nuestras selecciones porque, lo nunca visto, las dos se han metido en la final: los chicos siguieron el camino de las chicas, que ya llevan un tiempo en la cima.

Y fue impecable el partido de España en todos los sentidos, en ataque y, sobre todo, en defensa. Increíble ver a Croacia con sólo dos goles después de 24 minutos y quedarse en blanco en el tercer cuarto. La explicación es múltiple: empezando por Dani López, el eterno guardameta, un joven de 39 años, un pulpo que hizo que la portería pareciera pequeña, y continuando con la defensa: manos arriba, bloqueos, ayudas para que la pelota no llegué al boya y especial atención a los grandes lanzadores de los centroeuropeos: Vukicevic, que se quedó en blanco, y el talentoso zurdo Jokovic, que apareció demasiado tarde. «Hemos defendido como un equipo. Esto es lo que hace grande a España», admitía David Martín, con la voz tomada después del encuentro. «He visto compañeros morir en la piscina. Con ellos iría al fin del mundo. Hemos hecho algo muy grande», decía, eufórico, Fran Fernández.

El comienzo del duelo fue muy parejo. Dani López empezó su exhibición y Bijac, su homólogo en el otro lado, no quiso ser menos. Pero al fantástico portero croata le costaba cada vez más. La clave del triunfo de España fue aprovechar las superioridades para ir sumando. De las ocho primeras veces que estuvo con un hombre más, marcó cinco. Y así hizo camino: un gol de Perrone, otro de Blai, el de Munárriz después de mil amagos para poner los tres por delante (4-1)... Tan desesperada estaba Croacia que empezó a seleccionar mal los tiros. Se precipitó, pero quiso dar guerra hasta el final porque es un equipo espectacular. En el último cuarto empezó cuatro tantos por detrás, 6-2. Recortó distancias Jokovic y ahí se mantuvo el partido un rato. Se apretó a sólo un gol de diferencia, pero era ficticio. Sólo quedaban 14 segundos. Estaba hecho. Se bloqueó España en ataque en este último parcial, pero no en defensa, y así resistió para poder decir que ha vencido a la campeona del mundo y que el sábado va a pelear por ser su sustituta.

6 - España: Dani López Pinedo; Munárriz (1), De Toro (-), Larumbe (-), Fran Fernández (-), Felipe Perrone (1), Alex Bustos (-) -equipo inicial-, Granados (1p), Cabanas (-), Barroso (-), Tahull (1) y Mallarach (2).

5 - Croacia: Bijac; Fatovic (1), Jokovic (3, 1p), Vukicevic (-), Buslje (-), Vrlic (-), Xavi García (1) -equipo inicial-, Macan (-), Loncar (-), Benic (-), Milos (-) y Setka (-).

Árbitros: Stavridis (Grecia) y Alexandrescu (Rumanía). Eliminados: Cabanas, Mallarach y Benic.

Goles: 1-0: Perrone. 2-0: Blai Mallarach. 2-1; Jokovic. 3-1: Roger Tahull. 4-1: Alberto Munárriz. 4-2: Xavi García. 5-2: Blai Mallarach. 6-2: Álvaro Granados. 6-3: Jokovic. 6-4: Jokovic. 6-5: Fatovic.

Parciales: 2-1, 2-1, 2-0 y 0-3.