Isco deslumbra

La gran actuación del mediapunta ante el Sporting puso de acuerdo a todo el mundo, incluido James Rodríguez, con el que compite por un puesto en el once titular.

La gran actuación del mediapunta ante el Sporting puso de acuerdo a todo el mundo, incluido James Rodríguez, con el que compite por un puesto en el once titular.

Con dos golazos, que pudieron ser tres, y una actuación para el recuerdo se ha ganado Isco un hueco en el once titular frente al Bayern. Bale tiene complicado llegar, así que Zidane debe completar la alineación que defenderá la ventaja conseguida en la ida en el Allianz Arena. Los otros diez están claros y ahora mismo Isco es el principal candidato a ser el cuarto centrocampista mañana en el Bernabéu. Ante el Sporting, el malagueño fue ese jugador indiscutible que aspira a ser. Demostró calidad, magia, talento, personalidad y liderazgo. No fueron florituras de cara a la galería sin influencia en el resultado. Todo lo contrario, decidió el partido él solo y le dio a su equipo tres puntos decisivos para la carrera hacia el título de Liga.

«Aquí está su sitio»

Su partido fue redondo de principio a fin, tanto que puso de acuerdo a todo el mundo, incluido James Rodríguez, uno de los primeros en felicitar al malagueño a pesar de ser competencia directa por un puesto de titular. Los dos llevan tiempo tratando de ganarse la confianza de Zizou; ahora es Isco el que está por delante del colombiano, que felicitó en las redes sociales a su compañero: «El hombre de la tarde, la rompiste. ¡Qué gran victoria!», escribió James, mientras Zidane reconocía que el sitio del mediapunta es el Real Madrid.

«Un mago del balón, qué placer verte jugar», decía Guti, que algo sabe de deslumbrar a base de calidad y talento. Es el momento de Isco y el malagueño está dispuesto a aprovecharlo. Sólo ha jugado 77 minutos en lo que va de Liga de Campeones, pero está a tiempo de ser uno de los héroes del madridismo de aquí al final. Disputó 67 minutos en la fase de grupos en el campo del Sporting de Portugal y los diez últimos de la vuelta de octavos frente al Nápoles. No hay más apariciones del malagueño este curso en Europa, algo que puede cambiar mañana en la visita del Bayern.

Más cerca de renovar

A Zidane le va a resultar difícil encontrar alguien mejor para completar el once, porque además de ponerle magia al juego del equipo, Isco ha aprendido a vaciarse y trabajar cuando es el rival el que tiene el balón. En Gijón combinó la clase y el sudor, justo lo que le pide el técnico para darle más continuidad. Si sigue así, su renovación está cerca.