Tenis

Isner despide a Bautista de Miami a base de saques

El estadounidense venció al español en cuartos de final con dos «tie breaks»: 7-6 (7/1) y 7-6 (7/5). Logró 24 servicios directos

Roberto Bautista da un golpe de revés
Roberto Bautista da un golpe de revés

El estadounidense venció al español en cuartos de final y dos «tie breaks»: 7-6 (7/1) y 7-6 (7/5). Logró 24 servicios directos

La palabra para hacer frente a un partido ante Isner es «paciencia». El gigante estadounidense de 209 centímetros es uno de los mejores sacadores del circuito. Su primer servicio te mata, ni lo ves, te dobla prácticamente la raqueta. El segundo también va rápido, pero además le da mucho efecto, y la bola brinca y es difícil de controlar. La conclusión es que vas a tener pocas posibilidades contra eso, y debes aprovecharlas. No lo hizo Roberto Bautista, que se quedó en cuartos de Miami (7-6 [7/1] y 7-6 [7-5]) después de haber superado en la ronda anterior al número uno, Novak Djokovic.

Jugar con el serbio y con el estadounidense no tiene nada que ver. Nole te hace de todo, pero el castellonense supo domarlo; Isner te desespera. Las opciones de Bautista fueron en el segundo parcial. Primero, con la única bola de ruptura que tuvo, que además era pelota de set, pues ganaba 6-5. ¿Cómo solucionó Isner el asunto? Con un saque a 210 kilómetros por hora. Pero es que después, en el «tie break», el español dominaba por 3-0, y ahí es cuando se vio que su rival tiene un arma letal, ése primer golpe, pero además es capaz de ofrecer mucho más. Se mostró sólido y agresivo el estadounidense cuando estuvo en apuros para volver a igualar el choque y llevarse el duelo. Bautista no perdió su saque en todo el encuentro, pero sucumbió en los dos desempates. Isner, claro, tampoco cedió su servicio. Logró conectar 24 directos.

El verdugo del último español en el Masters 1.000 de Miami, que además defiende título, ya está en semifinales, para medirse al vencedor del partido entre Coric y Auger-Aliassime. Por la parte baja del cuadro todavía están en cuartos de final: los veteranos Federer y Anderson se juegan un puesto en la penúltima ronda, y los jóvenes Shapovalov y Tiafoe, el otro.