Real Madrid

Real Madrid: La cara B de Isco

Vuelve a la rutina del Real Madrid, donde está por detrás de Lucas y Asensio para ganarse un sitio en el once

Isco, en un partido con el Madrid
Isco, en un partido con el Madrid

Vuelve a la rutina del Real Madrid, donde está por detrás de Lucas y Asensio para ganarse un sitio en el once.

Cuando a Paco Jémez le preguntan si quiere que Isco juegue mañana con el Real Madrid, responde que no quiere verlo «ni en pintura». «Mejor que descanse», añadía después el entrenador de Las Palmas, que se juega la vida (si es que le queda algo de vida) contra el Real Madrid en la jornada 30 de Liga.

Dice el entrenador que prefiere que Isco descanse. La pregunta es ¿para qué? Si luego no va a ser titular en el partido contra la Juve del próximo martes tampoco tiene mucho sentido que Isco no dispute el encuentro de mañana en el campo del antepenúltimo clasificado.

Al centrocampista blanco se le acabó la buena vida que disfruta con la Selección y ya desde el miércoles está entrenándose al mando de Zidane y con el resto de compañeros del equipo blanco. «Isco es uno de los mejores del mundo, pero se está jugando las papas en su equipo con los mejores», continuaba Paco Jémez en Onda Cero. Ése es el problema fundamental del andaluz: en la Selección no encuentra rival en el equipo titular y Lopetegui le deja jugar donde quiere, cerca del área y sin las obligaciones a las que sí que está sujeto en el Madrid. Isco viaja con la Selección y no tiene ninguna duda de que él es uno de los jugadores fundamentales, puede que el más fundamental.

Pero la Selección es a ratos y ya no va a volver hasta que se acabe la temporada y todo el mundo piense en el Mundial. Antes quedan dos meses definitivos en los que el Real Madrid tiene que llegar hasta el final de la Champions para salvar la temporada y en los que Isco tiene que demostrar que puede dar el mismo nivel que con Lopetegui y obligar así a Zidane a cambiar de nuevo de plan.

Quizá el encuentro de ida de los octavos de la Champions marcó su destino y no para bien. Y eso que cuando se supo el once titular, todo eran buenas noticias. Jugaba en vez de Gareth Bale y no hizo mal partido. Pero después, Zidane sacó a Asensio y a Lucas y fue entrando por las bandas cuando el Real Madrid derrotó al PSG y puso la eliminatoria de cara.

Hasta febrero, Isco había sido titular en 24 de los 29 encuentros del conjunto blanco, sin embargo, su presencia empezó a ponerse en discusión después. Ya no sólo compite contra jugadores mundiales como Cristiano o Modric, su problema es que también lo hace frente a futbolistas más terrenales como Lucas Vázquez o Asensio. Y ahora mismo, está perdiendo la batalla. El reflejo de su derrota fue el choque contra el Espanyol, cuando, con el partido empatado, se marchó del campo andando, lentamente, con una desgana que no pasó inadvertida para Zidane.

Isco ha disputado 40 de los 48 encuentros del Madrid esta temporada, sólo uno menos que Lucas, el que más ha jugado. Sin embargo es el décimo en partidos como titular y el undécimo en minutos. Nadie le asegura nada. Justo lo contrario que en la Selección.