La final de la Champions, desde un trozo de Anfield en Madrid

La única peña del Liverpool en la capital, «Madrid Reds», se encuentra en un pequeño pub inglés del barrio de Malasaña

La presidenta de la única peña del Liverpool en Madrid, Jackie Wilcox, con dos aficionados «reds» en el local Triskel Tavern
La presidenta de la única peña del Liverpool en Madrid, Jackie Wilcox, con dos aficionados «reds» en el local Triskel Tavern

En pleno corazón de Malasaña el «You Never Walk Alone» resuena a pleno pulmón. Los cánticos de la afición del Liverpool no son entonados por los ingleses, que estos días invaden la capital de España, sino que el acento británico esta vez lo ponen los socios de la peña «Madrid Reds». «Aunque sea un partido pequeño siempre solemos cantar, pero para la final nos van a escuchar como locos», cuenta Amador Moreno, uno de los fundadores de la única peña del Liverpool en Madrid

«La peña se creó en el año 2001. En aquel entonces todos los partidos de la Premier se ponían a la misma hora y yo junto a cuatro amigos más nos reuníamos en un bar para ver al Liverpool. Pero siempre estaba el problema de que si había un Manchester United-Chelsea o cualquier otro partido gordo, la gente le pedía al dueño del local que pusiese ese encuentro y no un insignificante Liverpool-Crystal Palace. Nos teníamos que ir y buscar rápidamente otro bar», recuerda Amador, que heredó la pasión roja por su padre, que vivió en Inglaterra con su abuelo exiliado.

Tenían que encontrar una solución y el Triskel Tavern, un pub inglés de Malasaña, se cruzó en su camino. «Le dijimos a la dueña del bar: ''Oye cuando tengas la duda sobre qué partido tienes que poner, siempre vas a poner el Liverpool y a cambio nosotros te traemos a toda la afición al local"», señala Amador. Los dueños, hinchas del Real Madrid y del Leeds United, los acogieron con los brazos abiertos y hoy no se imaginan un duelo de Champions o de Premier sin ellos. «Es nuestra segunda casa», dice Amador.

Empezaron cinco y hoy son ya 90 los socios que componen la peña, aunque en realidad tienen un grupo de más de 500 hinchas. «En la final vamos a cerrar el bar solamente para los socios. Para el partido de Kiev no lo hicimos y esto fue una locura», recuerda Amador, que será uno de los pocos que estará apoyando a los suyos desde las gradas del Metropolitano.

No ha tenido la misma suerte, Jackie Wilcox, presidenta de «Madrid Reds», que verá el encuentro con las 150 personas que se darán cita en el pub. «Estoy buscando entrada, pero los precios están muy altos. Cruzo los dedos a ver si hay suerte», dice una hincha que ha estado en las finales de Estambul, Atenas y Kiev. «Y ahora, a una parada de Metro, no tengo entrada», lamenta. Ella, natural de Liverpool y socia desde niña del club, encontró en «Madrid Reds» su refugio y aquí se siente como en casa. «Llevo ya 17 años viviendo en Madrid. Este sitio es como The Cavern, donde empezaron los Beatles. Me recuerda mucho a los bares de Liverpool», apunta con una sonrisa.

Música de The Beatles, bufandas y camisetas del Liverpool son la señas de identidad de este pequeño pub que gane quien gane tendrá la fiesta asegurada. «No descarto que algún día venga Klopp por aquí a tomarse una pinta», comenta entre risas Amador.