Actualidad

Un segundo de alivio para Purito

Gana la etapa y se queda al borde de vestir el maillot rojo de líder, pero reconoce sentirse más cómodo sin él.

Publicidad

El demonio es un reloj para Purito Rodríguez, una etapa contra el crono como la que le espera en Burgos, 38 kilómetros de sufrimiento. Cada segundo cuenta y, por eso, esperó hasta cruzar la línea de meta para levantar los brazos. La alegría puede esperar. Los rivales, no. También por eso atacó cuando quedaba un kilómetro para el final. «He querido atacar cuando quedaba un kilómetro porque pensaba en la Vuelta, no sólo en la etapa».

A Purito, más rápido que cualquiera de los favoritos, le bastaba un ataque en los últimos metros para ganar la etapa. Pero necesita más. Ya ha subido una vez al podio y ha sido cuarto en tres ocasiones. No le vale ese premio. Después de doce participaciones, busca la Vuelta que se le escapó en Fuente De, en 2012, con el ataque imposible de Contador.

Purito quiere saldar una deuda con su palmarés y lo hace de una manera diferente. «Es la Vuelta a la que he llegado con menos estrés», confiesa. La presencia de los tres hombres que completaron el podio en el último Tour –Froome, Quintana y Valverde– y del ganador del año pasado, Nibali, le quitaban toda la responsabilidad. Por eso agradece ese segundo que le separa todavía del maillot rojo que todavía pertenece a Fabio Aru. «La diferencia no es importante», dice. Lo que importa es el minuto que sacó ayer a Dumoulin, la gran amenaza para la contrarreloj. 51 segundos de la etapa más diez de bonificación es el premio que consiguió ayer. El trabajo lo completó su compañero Dani Moreno, tercero en la etapa, que evitó que Aru entrara en la pelea por esos segundos extra. «No me faltó nada, sólo que Purito es más explosivo», explicaba el líder.

El ciclista del Katusha tiene fe en sus piernas, se siente mejor que en el Tour. «Si hubiera tenido que pelear con Froome y Quintana por la general hubiera sido imposible. No me veía capaz», asegura. En la Vuelta, la situación es diferente. Pasó escondido la primera semana, cuando los finales le favorecían, como en el Caminito del Rey o en Vejer. No se le vio hasta Benitatxell, cuando la carrera ya había consumido nueve etapas. Guardaba las fuerzas que va a necesitar hoy para días como el de ayer. Trabajó Movistar para Quintana, que intentó un ataque lejano, a falta de diez kilómetros. Fuegos artificiales que no llevaban a ningún sitio. El colombiano sólo se movió después para responder a los ataques de Aru y de Purito. Tampoco se movió Valverde, al que la Vuelta se le está haciendo larga. Joaquín Rodríguez piensa en verse de rojo en Madrid. Por eso, no se plantea defender el podio si ésa es la única recompensa. «Si hay una posibilidad de ganar, lo voy a intentar». Pero eso no ocurrirá con un ataque lejano. «Viendo cómo está el Astana, que ha llegado con cuatro corredores al final, que tiene un bloque más fuerte que el Movistar o el nuestro, sería una locura», asegura. Un suicidio para él.

Publicidad

Igual que sería un suicidio para Tom Dumoulin intentar seguir el ritmo de los escaladores un día como el de ayer. Pero el holandés va a su ritmo. «No entra al trapo –reconoce Purito–; parece que lleva cinco o seis podios ya». No los lleva. Busca el primero y ese minuto y veinticinco segundos que aún lo distancia del primer puesto no le parece un obstáculo. Habrá que ver cómo reacciona hoy al castigo de los seis puertos previos a la llegada en la Ermita de Alba, de categoría especial. Ayer sufrió, viajaba el último en el grupo de treinta hombres que aguantaba cuando aún quedaban tres kilómetros. El acelerón de Joaquín Rodríguez en el último kilómetro lo rompió. Antes ya se había descolgado Dumoulin, que nunca terminó de perder de vista a sus rivales. Pero ese último kilómetro, con un porcentaje superior al trece por ciento, se le hizo eterno. Los metros son más largos cuando la carretera se empina, pero los segundos son más cortos para él. Lo contrario de lo que le sucede a Purito Rodríguez.

Publicidad

Mañana se disputa la decimosexta etapa, entre Luarca y Ermita del Alba (Quirós), de 185 kilómetros. . EFE

- Clasificación de la 15a. etapa:

.1. Joaquim Rodríguez (ESP/Katusha) 4h33:31

.2. Rafal Majka (POL/Tinkoff-Saxo) a 12

.3. Daniel Moreno (ESP/Katusha) a 14

Publicidad

.4. Nairo Quintana (COL/Movistar) a 15

.5. Fabio Aru (ITA/Astana) m.t.

.6. Mikel Landa (ESP/Astana) a 18

.7. Esteban Chaves (COL/Orica GreenEdge) a 20

.8. Mikel Nieve (ESP/Sky) a 24

.9. Alejandro Valverde (ESP/Movistar) a 29

10. Domenico Pozzovivo (ITA/AG2R) a 41

12. Tom Dumoulin (HOL/Giant-Alpecin) a 51

- Clasificación general:

.1. Fabio Aru (ITA/Astana) 61h53:56

.2. Joaquim Rodríguez (ESP/Katusha) a 1

.3. Rafal Majka (POL/Tinkoff-Saxo) a 1:24

.4. Tom Dumoulin (HOL/Giant-Alpecin) a 1:25

.5. Esteban Chaves (COL/Orica GreenEdge) a 1:34

.6. Daniel Moreno (ESP/Katusha) a 2:08

.7. Mikel Nieve (ESP/Sky) a 2:19

.8. Alejandro Valverde (ESP/Movistar) a 2:25

.9. Nairo Quintana (COL/Movistar) a 3:00

10. Louis Meintjes (RSA/MTN-Qhubeka) a 5:07