Actualidad

Las claves de la resurreción del Real Madrid en Sevilla

En una cita clave el Real Madrid de Zidane ganó en Sevilla y dejó atrás la derrota en París. El equipo salió convencido de que no podía jugar de ese modo y de que otra derrota, y sobre todo, otra mala imagen, le iba a dejar tocado. Y cambió.

Publicidad

Intensidad: Es la palabra habitual de Zidane cuando sucede una derrota y no está muy claro a qué se refiere, pero lo cierto es que en Sevilla se vio a un Real Madrid distinto, con más ganas y fuerza para contrarrestar al rival. Fue un equipo que presionó cuando debía y se juntó atrás. No le faltó oxígeno ni ganas.

Líneas juntas: La defensa acompañó los movimientos de los centrocampistas, para no dejar tantos hueco entre medias, lo que en París fue fatal. El gol llega en un balón que Varane roba presionando al rival cuando el Real Madrid ha perdido la pelota. Si los centrales se van hacia atrás, el equipo se parte.

Publicidad

Solidaridad. Ver a James lanzándose al suelo o llegando hasta la frontal de su área y acabar el partido agotado, dice mucho del trabajo del colombiano, pero también de sus compañeros. “Presionamos muy arriba todo el partido”, decía Zidane, pero también supieron echarse atrás, con Hazard y Bale pegados en la banda y trabajando como defensas. “Hicimos muy bien, todos, el trabajo defensivo, hemos controlado el partido”, explicó el entrenador.

Publicidad

Benzema. Cinco goles suma Benzema, otro más de cabeza. No estaba jugando su mejor partido, porque era muy complicado recibir con la presión de la defensa rival, pero apareció como delantero centro para rematar el gran pase de Carvajal. Se le pedían goles y ahí están. También en los partidos importantes, como este de Sevilla.

Defensa. Sergio Ramos no estuvo, por sanción, en el partido de la Champions y se notó su ausencia. Militao aún no está metido en la dinámica del resto del equipo y eso se nota. Sergio Ramos, que siempre tiene que aguantar los pitos del Sánchez Pizjuán, dio carácter y personalidad a la defensa. Pero el resto del equipo también ayudó.