Las claves del liderato del Atlético de Madrid

Tres victorias en las tres primeras jornada convierten a los de Simeone en el único equipo invicto del campeonato

[del centrocampista ghanés Thomas Partey, el tercero del equipo, durante el partido ante la SD Eibar correspondiente]
[del centrocampista ghanés Thomas Partey, el tercero del equipo, durante el partido ante la SD Eibar correspondiente]

"Queremos ganar, ganar y volver a ganar", dijo ayer Simeone en sala de prensa después de que el Atlético de Madrid consiguiese, en los minutos finales, remontar un partido que se le puso muy cuesta arriba a los rojiblancos. Thomas Partey con su gol sobre la bocina certificó la tercera victoria consecutiva del club colchonero y con ese triunfo, los de Simeone son los nuevos líderes del campeonato nacional.

Durante catorce días los del Cholo dormirán desde lo más alto de la clasificación. Su pleno de victorias y los tropiezos de Madrid y Barça, incapaces de seguirle el ritmo a los del Metropolitano, han llevado al Atleti a firmar su mejor arranque liguero de las últimas temporadas. Desde que Simeone cogió las riendas del Atlético de Madrid en el año 2011, sólo en la temporada 2013/2014 los suyos consiguieron tres triunfos en las tres primeras jornadas. Y precisamente en esa campaña, el Atleti se proclamó campeón de liga.

Después de la salida de pesos pesados en el vestuario como Griezmann, Godín, Filipe Luis y Juanfran tocaba reinventarse. El Atleti tenía que rearmarse con grandes jugadores que fueran capaces de devolverle la ilusión a unos aficionados que no hace mucho vieron cómo los suyos se plantaban, en tres años, en dos finales de la máxima competición continental. Había que volver a pelear por la Champions y por eso llegaron los Joao Félix, Lodi, Trippier, Felipe, Héctor Herrera, Mario Hermoso, Saponjic y Marcos Llorente para poner al Atleti patas arriba.

Pero ... ¿cuáles han sido las claves para que el Atlético sea el nuevo líder del campeonato?

La irrupción de los laterales ha sido una de las principales causas. Lodi y Trippier se han adaptado a la perfección a los esquemas de Simeone y con ellos el Atleti ha vuelto a recuperar uno de sus grandes puntos fuertes . Desde Juanfran y Filipe Luis, los rojiblancos no habían dado con dos defensores que tuvieran tanta repercusión en el juego. Pero con la llegada del brasileño y el inglés el Atleti es un peligro en los costados y desde ahí se han fabricado alguno de los goles del cuadro colchonero. Frente al Eibar, Lodi se salió y suya fue la asistencia que permitió a Vitolo igualar el choque. El ex del Tottenham también se ha estrenado ya en el casillero de asistentes.

Joao Félix. El menino de oro es otra de las grandes revoluciones de este Atlético de Madrid. Al chico de los 126 millones no le puede la presión de ser el fichaje más caro de la entidad rojiblanca y en sus tres primeros partidos ya ha ilusionado a los hinchas del Metropolitano. Tiene clase, quedó patente en su jugada maradoniana frente al Getafe, no da un balón por perdido, abre espacios a sus compañeros y además, tiene gol. Frente al Eibar se estrenó con su primer tanto en partido oficial con la elástica rojiblanca. Además, Joao se entiende a la perfección con Diego Costa y juntos forman una perfecta sociedad arriba. El ex del Benfica ha hecho olvidar a Griezmann mucho antes de lo esperado.

El héroe inesperado. Vitolo se ha convertido en otra de las grandes revoluciones de este inicio de temporada. El canario, no es titular, pero sus actuaciones en los últimos partidos están siendo sobresalientes. Frente al Leganés anotó el gol que dio los tres puntos a los de Simeone en un campo hasta entonces maldito en liga para los rojiblancos. Ayer frente al Eibar anotó el gol del empate y revolucionó él sólo un partido que estaba muy cuesta arriba para los suyos. Simeone aún no le ha premiado con la titularidad, pero quien sabe si después del parón de selecciones, el canario saldrá de inicio. Se lo merece.

Muro defensivo. Pese a que ayer recibieran dos goles, la defensa del Atleti una temporada más está siendo sobresaliente. Con Giménez y Mario Hermoso alternándose con Savic en el centro de la zaga, la defensa rojiblanca sigue siendo un muro. La famosa fórmula del 1-0 ó 0-1 sigue funcionando a la perfección y desde atrás, se empiezan a construir los triunfos del Atleti. A falta de Godín, Giménez ha asumido los mandos.

Oblak: El esloveno sigue siendo uno de los principales responsables de las victorias de su equipo. Está un momento de formar espectacular y con él el Atleti tiene asegurada la portería. Pese a los rumores que lo colocaron fuera del club, la entidad rojiblanca consiguió retener a su guardameta. Otro triunfo colchonero.