Fútbol

«Lo de que estoy gordo jode mucho»

James responde a los que le acusan de sobrepeso y no cuidarse como antes

James trata de pasar entre dos jugadores del Betis en el choque de ayer
James trata de pasar entre dos jugadores del Betis en el choque de ayer

James responde a los que le acusan de sobrepeso y no cuidarse como antes.

«Sólo necesito coger ritmo», dijo James tras su primer partido como titular con Zidane al mando. El técnico quiere al colombiano a su mejor nivel, como cuando volvió de hacer historia con su Selección en el Mundial de 2014 y se puso a jugar en el Madrid como si llevara toda la vida haciéndolo. Cayó de pie en el Bernabéu, que en la temporada y media que lleva de blanco lo ha identificado como un ídolo. Les gusta su clase,, la pegada con la izquierda, su olfato de gol y su disposición para reconvertirse en un centrocampista trabajador, como hizo con Ancelotti. El verano pasado jugó la Copa América y la falta de descanso, las lesiones y la desconexión con Benítez, le han hecho perder ese ritmo del que hablaba ayer todavía en el Benito Villamarín.

Se defiende

Sólo una magnífica parada de Adán evitó que James decidirá el partido con uno de esos goles que hace cuando está «a tope», como le quiere Zidane. El centrocampista también lo desea y que se empiece a hablar únicamente de su fútbol y no de lo que hace, supuestamente lejos del campo. Ayer se defendió de todos los rumores que le rodean últimamente de forma directa y contundente. «Jode mucho que hablen de uno, que digan que estoy gordo. Lo que se dice sobre mí me hace sentir mal. Lo que se dice de que salgo de noche es mentira. Soy un gran profesional, lo doy todo a diario, pero estoy muy tranquilo», lanzó el ex del Mónaco, al que se acusaba de haber cogido algo de peso, de cuidarse menos que antes y de acostarse un poco más tarde de lo recomendable. Incluso en su país se ha insistido últimamente en una supuesta relación con una modelo rusa de 23 Helga Lovekaty. También quiso aclarar el futbolista el incidente con la Policía y la persecución a alta velocidad por una autopista de circunvalación madrileña. «No iba tan rápido como dijeron, ni vi el coche de la Policía hasta que estaba en la puerta de Valdebebas. Igualmente quiero pedir perdón por el error».

Zizou ha puesto a Isco por delante del cafetero en sus preferencias desde que se hizo cargo del banquillo, pero insiste en que el «10» es y va a ser muy importante para lo que viene. Tiene juventud, calidad y ganas de triunfar en el Madrid, además de ser la estrella de la generación colombiana que alcanzó su mejor clasificación en la Copa del Mundo de Brasil.

Precisamente en Colombia esperan que la llegada del nuevo técnico le permita tener más confianza y ritmo de juego, algo en lo que cree el propio futbolista, que casi desde el principio tuvo una relación tensa con Benítez. «El cambio de entrenador ha sido bueno para el Real Madrid, ya que todos los futbolistas escuchan más a Zidane», aclaró Rodríguez, siguiendo el mensaje que han enviado de forma pública la mayoría de sus compañeros.

Lejos de sus números

James repartió ayer en el Villamarín su quinta asistencia en lo que va de Liga y rozó su cuarto gol. Muy cerca de allí, en el Sánchez Pizjuán, marcó por última vez este curso, y antes, en la ida ante el Betis en el Santiago Bernabéu, se había estrenado con un doblete y golazo de falta incluido. El año pasado hizo 13 tantos y las mismas asistencias en el torneo liguero, unos números a los que se quiere acercar olvidando los problemas y de la mano de Zidane.