Tenis

«Lo echaba de menos»

Con nuevo banquillo (Agassi y Stepanek) y algunas modificaciones en su saque, Djokovic busca resurgir tras seis meses de parón. Mostró un buen nivel en su estreno en Australia.

Djokovic lució un calentador en su brazo para proteger el codo dolorido, que le obligó a parar el pasado julio
Djokovic lució un calentador en su brazo para proteger el codo dolorido, que le obligó a parar el pasado julio

Con nuevo banquillo (Agassi y Stepanek) y algunas modificaciones en su saque, Djokovic busca resurgir tras seis meses de parón. Mostró un buen nivel en su estreno en Australia.

La imagen alicaída de Djokovic retirándose en los cuartos de final de Wimbledon, mirando al suelo, diciendo que no con la cabeza, el pasado 12 de julio, ha dado paso a un tenista sonriente y feliz, aparentemente reciclado seis meses después. Novak volvió a las pistas en el Abierto de Australia, el torneo que puede considerarse su reino, como Roland Garros para Nadal y Wimbledon para Federer, y lo hizo con una contundente victoria ante el estadounidense Donald Young (6-1, 6-2 y 6-4). «Aunque he podido estar con mi familia, nuestra prioridad es el tenis y he echado de menos estar en la pista», admitió en Eurosport el serbio, que reconoció que tuvo sus «dudas» después de tanto tiempo sin competir.

Una lesión en el codo derecho fue el motivo, y también la excusa, para un parón tan largo. Después de tres años de dominio absoluto del circuito, el serbio sintió un vacío al conquistar Roland Garros, el único gran título que le faltaba, y a partir de ahí empezó su caída. «Mentalmente, físicamente, emocionalmente... He intentado resetear mi juego en todos los sentidos, y he buscado cómo mejorar para jugar mejor de lo que lo que estaba haciendo antes», explicó «Nole». La baja ha sido para una recuperación tanto del cuerpo como de la mente: «Usé este tiempo para estar más con mi familia, me convertí en padre por segunda vez, lo que fue una bendición... Y pude reflexionar sobre mi vida y mi juego», admitió. Vuelve a las pistas como número 14 del mundo y luciendo algunas novedades para pulir una forma de practicar tenis que durante un tiempo parecía perfecta. En su banquillo están André Agassi y el recientemente retirado Radek Stepanek. En cuanto al estilo, hay algunas pequeñas modificaciones en el servicio; y estéticamente (y por salud) luce un calentador en el brazo derecho, como el que popularizó Milos Raonic, para proteger su codo. Sirvió bien ante Young, que sólo le rompió el saque una vez (tuvo dos oportunidades) y ahora le espera una prueba más dura para conocer de verdad el nivel en el que se encuentra, pues se enfrenta al francés Monfils.

También después de seis meses volvió a jugar Wawrinka, que ganó al lituano Berankis por 6-3, 6-4, 2-6 y 7-6 (7/2). Federer se estrenó con un cómodo triunfo.

q Buen debut de Garbiñe. Muguruza superó a la francesa Ponchet (6-3 y 6-4) y aunque reconoció que no está al ciento por ciento, sí dijo tener «hambre de partidos». Además, Verdasco pudo con Bautista y se unió a García López, Albert Ramos y Lara Arruabarrena. Perdieron Munar y Feliciano López.