MENÚ
lunes 17 junio 2019
10:45
Actualizado

Marozsan, el peligro del que se libra España

La estrella alemana está lesionada y su seleccionadora asegura que no jugará

  • Marozsan, la estrella de Alemania
    Marozsan, la estrella de Alemania /

    Michael Dalder / REUTERS

Tiempo de lectura 2 min.

12 de junio de 2019. 10:08h

Comentada
Domingo García 12/6/2019

Dzsenifer Marozsan es la referencia de la selección alemana, la estrella del Olympique de Lyon que ha arrasado en Europa en las últimas tres temporadas. No es casualidad que las tres Champions del equipo francés hayan llegado desde su fichaje. Pero Alemania no podrá contar con ella para enfrentarse a España. Así al menos lo confirmó su seleccionadora, Martina Voss-Tecklenburg. "El diagnóstico es que se ha roto un dedo del pie, así que seguramente no podremos contar con ella en esta fase. Trataremos de que vuelva a jugar a lo largo del torneo, pero dependerá de su evolución", decía la entrenadora alemana.

El peso de Marozsan en el equipo lo explicaba también Voss-Tecklenburg. "Dzseni es insustituible. Tiene cualidades que la hacen única. Tendremos que compensar su baja de alguna manera y adaptar nuestro estilo de juego", asegura. Aunque el seleccionador español, Jorge Vilda, es escéptico sobre la ausencia de la alemana. "Creo que tiene un dedo roto y yo confirmo por experiencia que con un dedo roto se puede jugar al fútbol", dice.

"Dzsenifer es una jugadora extraordinaria. Yo nunca había visto a una mujer, y pocas veces a un hombre, manejar el balón como lo hace ella. Es excepcional", dice su ex compañera en la selección Celia Sasic. "Creo que si fuese un chico, estaría igualmente al más alto nivel, sobre todo en el control del balón. No hay nadie que pueda igualarla. Tira, pasa, lee el juego y hace brillar especialmente a las buenas delanteras porque puede ponerte el balón donde tú quieras", añade. "Prácticamente la vi crecer. Fue mi recogepelotas con unos 12 años. A veces teníamos que parar de jugar porque hacía demasiados malabarismos con la pelota cuando se iba del campo y no la devolvía. Ya entonces muchos no podían creerlo y se preguntaban quién era esa niña. Es realmente increíble con el balón", dice otra ex compañera en el equipo alemán, Nadine Kessler.

Pero el valor de Marozsan es que pone esos malabarismos al servicio del juego del equipo. Pero no quiere darse más importancia de la que tiene sobre el césped. "Soy algo reservada a la hora de hablar", reconoce en una entrevista con fifa.com. Por eso renunció al brazalete de capitana cuando se lo entregó la ex seleccionadora, Steffi Jones. "Eso sí, creo que en la cancha me expreso con mucha claridad y asumo el liderazgo. Al fin y al cabo, se trata de ayudar a que el equipo gane", añade.

De todos esos peligros es de los que parece que se va a librar la Roja en el segundo partido de la primera fase del Mundial (18:00, Gol).

Últimas noticias