«Me ha sabido muy mal porque quería ganar aquí en casa»

«Tito» Rabat, que hoy acabó segundo en Moto2 tras proclamarse campeón en el anterior gran premio, lamentó que se le escapara el triunfo por un problema en la moto.

El español Esteve "Tito"Rabat (Kalex), que hoy acabó en segunda posición en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana en Moto2, tras proclamarse en el último Gran Premio campeón del mundo, lamentó que se le escapara el triunfo en la última vuelta por un problema en su moto.

"Me ha sabido muy mal porque quería ganar aquí en casa, ya sin presión. He salido a luchar por la victoria sin miedo como en las últimas carreras, en las que temía perder puntos o caer, pero no ha podido ser. Esto me hace coger fuerzas para venir año que viene más fuerte", explicó.

"Hemos rodado muy rápido, hemos hecho una gran carrera, nos hemos peleado, ha sido bonito y me lo he pasado bien. En la última aceleración no ha llegado suficiente gasolina al motor y ha hecho un vacío y Luthi me ha pasado", explicó sobre lo sucedido en la última vuelta.

El próximo año tendrá como compañero de equipo a Álex Márquez, quien hoy se proclamó campeón del mundo en Moto3, tras una complicada carrera.

"La carrera de Álex ha sido de infarto. Ha hecho una carrera inteligente, de campeón. Era muy fácil ponerse nervioso porque Miller ha ido otra vez a tirarlo como en Malasia, pero ha sabido estar y se lo ha ganado", aseguró.

"Y tanto que me va a apretar la próxima temporada. Álex no tiene que aprender, sabe ir en moto desde que era pequeño, es el hermano del mejor de toda la historia. Va a estar ahí desde el principio pero yo tengo que seguir trabajando y preocuparme de lo mío", prosiguió.

Pese a proclamarse campeón esta temporada, Tito Rabat subrayó que seguirá en la próxima con la misma ambición. "Quiero ganar carreras, lo que me gusta es ganar. Está claro que ser campeón del mundo es una pasada, pero a mi gusta llegar a las carreras preparado y luchar por ganar", concluyó.