Real Madrid

Otro examen para Di María

Ancelotti, en el entrenamiento de ayer del Real Madrid. Detrás Arbeloa y Marcelo
Ancelotti, en el entrenamiento de ayer del Real Madrid. Detrás Arbeloa y Marcelo

Carlo Ancelotti acepta todas las preguntas y responde de manera didáctica, sin acritud. Si le piden que explique los cambios en el último partido de Liga, los explica con detalle, razonando cada acción y convence a quien duda. Si le preguntan por Di María, tampoco esconde sus cartas: «Es normal para un jugador que juega mucho tener un partido que no fue tan bueno, no pasa nada por decirlo. Cuando entró en Pamplona, era una situación difícil con un jugador menos».

El argentino ha pasado de ser un futbolista al que su garra le daba la admiración del aficionado, a ser el hombre más vigilado en el duelo de hoy contra el Xátiva de la Copa del Rey. Como Bale tiene molestias en un gemelo, Di María va a ser titular. El Santiago Bernabéu, que se va a llenar esta noche, le va a medir más que a Morata o Jesé, más que a Casemiro o Nacho. Sus públicas ganas de cambiar de aires y el rutinario encuentro en El Sadar, cuando tanto necesita él la pasión para jugar bien, le han puesto en ese punto de mira. Ancelotti, sin embargo, no duda de él: «Es un jugador importante para nosotros. La confianza en él es total».

Y no sólo de palabra. Si es por partidos disputados, Di María es el hombre más importante para el entrenador italiano. Hoy va a ser titular en la vuelta contra el Xátiva. Será su encuentro 22 de la temporada. El 24 del Real Madrid. Con Benzema, Modric y Cristiano Ronaldo es quien más choques ha disputado. De todos ellos, el único titular esta noche será el centrocampista argentino.

Quizá lo que mide el valor que un futbolista tiene para su técnico no son los partidos que le da, sino los minutos que disputa en total. Es el sexto en Liga de Campeones y el octavo en Liga.

Sin embargo, el argentino no está contento. Ha pasado por muchas fases esta temporada. Comenzó siendo fundamental para el equilibrio en un equipo que se partía porque miraba hacia delante sin pensar en lo que dejaba atrás. Pero cuando el técnico encontró el sistema con el que mejor cubría el campo y Bale se recuperó de sus molestias y fue decisivo, Di María dejó de ser titular y pasó a ser el primero de los secundarios.

No quiere sentirse importante en cantidad, quiere calidad. Aparecer en los once titulares, que en Argentina vean que es determinante en el Madrid. «Está bien y está contento. Tiene una buena relación con sus compañeros. No he visto ningún cambi en él», continuó ayer Ancelotti.

Las ganas del argentino serán fundamentales frente a un rival menor en un duelo donde lo más importante es evitar un disgusto: «Nos enfrentamos a un equipo muy bueno. Defendieron muy bien y vendrán con la misma idea, cerrados atrás, y nosotros tendremos que mover rápido el balón para ganar este partido», pidió ayer Ancelotti a sus futbolistas. Nada de relajaciones, nada de llevarse un susto tan pronto, ahora que el Madrid tiene tan buena pinta: «Sé lo que es el Alcorconazo. No necesito hablar de esto», se rió el entrenador.

Real Madrid: Iker Casillas, Carvajal, Pepe, Nacho, Arbeloa, Casemiro, Illarramendi, Isco, Di María, Jesé y Morata.Olímpic de Xàtiva: Francis, Kike Alcázar, Peris, Pepín, Mendoza, Samu, Belda, Rifaterra, Christian, Jordi Marenyà y Denis.Árbitro: Teixeira Vitienes (comité cántabro).Estadio: Santiago Bernabéu.Hora: 21.30 (C+Liga).