Fútbol

Que corra el balón

La Razón
La RazónLa Razón

Estamos ante un partido muy interesante y comprometido para los dos equipos. Después de los altibajos que ha tenido durante el año, ahora se ve metido en la posibilidad de ser campeón. Todo lo que sucede alrededor afecta muchísimo. Tenía un entrenador que me decía que el jugador no puede salir al campo con problemas en la cabeza, así que... lo de Neymar, lo de Messi, cada día una cosa y para rematar lo peor, lo de Tito Vilanova, un hombre al que todos querían mucho. Yo pensé que no se levantaban, pero ahora tienen la oportunidad y los mensajes que mandan últimamente parecen indicar que están mentalizados para conseguirlo. Messi, por ejemplo, dijo que intentarían dedicárselo a Tito.

Es difícil conectarte después de haber abandonado la pelea por la Liga tras el empate con el Getafe. El partido trampa era el del Elche, porque apenas habían pasado unos días, pero ahora ha habido más tiempo para asimilarlo. El Barça tiene a favor que juega en su casa, pero el rival es uno de los más peligrosos que puede tener. El Atlético sabe perfectamente cómo juega el Barcelona y en los partidos anteriores que han disputado esta temporada se ha visto que no le ha dejado ni un hueco ni apenas moverse. Se cierra muy bien y no permite que le hagan gol. Le dice: «Toma el balón, para ti, que yo te voy a contragolpear». Y con delanteros como Diego Costa o Villa, si juega, nos la pueden hacer. Al Barça le han cogido la medida en general y todos los equipos le colocan dos líneas defensivas que le cuesta romper; y el Atlético es quien mejor interpreta esto. El arma del Barcelona es la velocidad, pero la de la pelota, algo que no está sucediendo en algunos partidos, y los jugadores lo saben. Los futbolistas se mueven y crean huecos, pero el que tiene que correr es el balón. Con eso y con el espíritu renovado, la victoria es posible.

Fue jugador del Barcelona entre 1970 y 1981