Rafa Nadal, el «top 10» que va a llegar con menos torneos jugados al Abierto de Estados Unidos

Acumula 16, uno menos que Djokovic y dos menos que Federer. Los jóvenes como Tsitsipas y Medvedev rozan los 30

Rafa Nadal posa con los recogepelotas y con el trofeo logrado en Montreal
Rafa Nadal posa con los recogepelotas y con el trofeo logrado en Montreal

«Tengo que consultar con mi equipo si vamos a jugar o no en Cincinnati», comentó Nadal nada más levantar el trofeo en Montreal. Poco después confimaba su baja para el segundo Masters 1.000 en la gira estadounidense de pista dura antes del Abierto de Estados Unidos. ¿La razón oficial? El cansancio después de la victoria en el torneo canadiense. Pero hay más.

Rafa sumó su trigésimo quinto Masters 1.000 de forma «cómoda». Sólo necesitó jugar cuatro partidos (Evans, Pella, Fognini y Medvedev), no alcanzó las siete horas en pista y en ningún partido se vio especialmente exigido, pero... «Ya no juego tanto. Trato de jugar cuando me siento bien, cuando quiero jugar. Honestamente, tengo que saltarme algunas semanas porque he tenido más lesiones de las que me gustaría. Ese ha sido mi principal problema. Cuanto te sientes herido, tienes que recuperarte, debes cuidar cada movimiento y eso te lleva unos días. Mentalmente es frustrante. Ahora estoy intentando evitar ciertas cosas. Cuando estás jugando bien y estás ganando partidos, siempre tienes una mayor posibilidad de confeccionar tu calendario», afirmó después de levantar el quinto título en Canadá y asentarse como número dos del mundo y número uno en la Race, la clasificación anual.

Rafa va a ser el componente del «top 10» que llegue con menos torneos disputados al Abierto de Estados Unidos que arranca el día 26. Ha participado en 16, uno menos que Djokovic y dos menos que Federer. Los componentes de la «Next Gen» que están entre los mejores, Tsitsipas y Medvedev, rozan la treintena.

Y es que Rafa no ha olvidado cómo se despidió el año pasado de la pista central de Nueva York. Debió abandonar en la semifinal ante Del Potro después de haber vivido tres partidos agónicos en las rondas anteriores. Ante el argentino reventó. Entre Khachanov, Basilashvili y Thiem, Nadal estuvo más de doce horas en pista. Un par de partidos a cuatro sets muy por encima de las tres horas y el agónico cuarto de final ante el austríaco que rozó las cinco. El equipo de Nadal quiere hacer todo lo posible para no forzar antes del último Grande, de ahí la baja en Cincinnati.

Cuando le preguntaron en Canadá si las temporadas son demasiado largas, Rafa volvió a cargar contra el calendario a su manera: «No es que las temporadas sean muy largas, lo largo es el calendario de los torneos obligatorios. Que la temporada sea larga es bueno, porque genera más puestos de trabajo y hay más jugadores disputando torneos. Un deporte no sólo es grande cuando los mejores ganan mucho dinero, sino cuando tiene mucha gente viviendo de ese deporte. El problema es que los torneos obligatorios no acaban hasta noviembre. En esos torneos tienes que enfrentarte a los mejores del mundo, la gente siempre critica nuestras exhibiciones, vale, pero es un mundo diferente. No es lo mismo jugar una exhibición que jugar un torneo oficial contra los mejores. Habría que intentar poner los torneos obligatorios antes porque sería mejor para todos».