David Nalbandian: «Nací con mi revés»

David se midió ayer a Nadal en una exhibición que pone fin a trece años de carrera n «He jugado partidos memorables contra Rafa», dice

«Nadal tiene una condición física única. Pelea por ser el más grande o uno de los  más grandes de la historia»
«Nadal tiene una condición física única. Pelea por ser el más grande o uno de los más grandes de la historia»

MADRID- David Nalbandian (1/1/1982, Unquillo, Argentina) dice adiós a una carrera en la que tuvo momentos en los que plantó cara a los mejores, aunque nunca pudo conquistar un «grande» o, la espina clavada, la Copa Davis. Ayer, el que llegara a ser número tres del mundo jugó contra Nadal su partido despedida. Toca recordar las alegrías y las penas de sus 13 años de profesional. Se va uno de los mejores reveses a dos manos que se ha visto.

–Ese revés, ¿sale de forma natural o es fruto del entrenamiento?

–Creo que he nacido con este golpe, ya que comencé a jugar desde muy chico. Es una mezcla de técnica y «timing», y eso me permitió golpear la bola con mucha facilidad.

–¿Cómo recuerda su infancia?

–Con mucho cariño. Recuerdo que mis primeros pasos en el tenis fueron junto a mis hermanos y mis tíos en unas canchas en Río Ceballos. Siempre los seguía y copiaba lo que ellos hacían. Así agarré por primera vez la raqueta de tenis.

–¿Cómo fue la final del US Open juvenil que ganó a Federer?

–Fue muy especial, ya que si bien era un Federer muy diferente en cuanto a su personalidad, se podía notar que iba a ser un gran jugador.

–El propio Federer ha admitido que esa derrota le ayudó a seguir mejorando...

–Uhh, entonces quizá debería haber perdido ese partido, ja, ja, ja.

–¿Cambió mucho Federer?

–Desde chico ya se notaba que era distinto al resto. Los partidos con él siempre fueron duros, tenía que jugar perfecto para poder ganarle. Su cambio más profundo fue en cuanto a su personalidad: de chico era más rebelde que como jugador profesional.

–¿Puede recuperar su nivel en 2014?

–No lo sé, pero tratándose de Federer, todo es posible. Tuvo un cierre de año bastante bueno y tiene potencial para poder seguir peleando por cosas grandes, si se lo propone.

–¿Y cómo definiría a Rafa Nadal?

–Es un gran jugador, una gran persona y yo diría que tiene la mejor condición física del circuito. Pelea también por ser el más grande o uno de los más grandes de la historia.

–Y los partidos con él, ¿cómo eran?

–Siempre fueron partidos durísimos. Creo que Rafa me dejaba jugar y yo siempre tuve facilidad en encontrarle su revés. Por estas razones se dieron memorables partidos.

–¿Le ha sorprendido cómo ha regresado tras tantos meses de lesión?

–Tratándose de Rafa, no me sorprende que haya vuelto a la cima del ranking. Tiene una condición física única en el circuito y, además, es un grande.

–¿Quién ganaba en las partidas de Play-Station?

–Obviamente, yo, ja,ja.

–¿Cuál es el mejor recuerdo que tiene como tenista?

–La final del Masters en 2005, cuando le gané a Federer en cinco sets.

–¿Y el más amargo?

–La final de la Copa Davis en Mar del Plata, cuando estuvimos muy cerca de ganarla, pero no se pudo dar, aunque los mejores momentos en el tenis me los ha dado esta competición. Competir por el país siempre me dio muchas alegrías, sentía una gran responsabilidad.

–¿Se echa algo en cara de sus años de profesional?

–No, siempre hice lo que pude y lo que las lesiones me permitieron. No cambiaría nada. Estoy orgulloso de cómo se desarrolló mi carrera, más allá de que pude haber ganado algún partido más, o haberlo perdido.

–Con 31 años, la retirada. ¿Se acabó la pasión, fue la operación de hombro?

–Luego de muchos años he decidido retirarme, ya que después de la operación, el hombro no me estaba permitiendo entrenar con la exigencia que requiere el circuito.

–Le gustan los deportes de riesgo, ¿cuál ha sido la mayor locura que ha hecho?

–Me gustan todos los deportes en general, pero creo que los de riesgo son apasionantes. «Bungee jumping» (parecido al «puenting») en Viena, supongo que ésa fue la más loca.

–¿Qué futuro le espera ahora a David Nalbandian, sin una raqueta en la mano?

–Ahora deseo pasar tiempo con mi familia, mi hija y amigos. Pasé mucho tiempo fuera de casa, así que ahora quiero disfrutar de estar en Unquillo junto a ellos.

«Me gustaría correr el Dakar»

Aparte del tenis, los rallies son la otra gran pasión de David: «Córdoba es una provincia muy "tuerca"y tiene una pasión especial por el rally. Como cordobés, me encanta ese tipo de competencia. El tenis me apasiona y lo convertí en mi profesión. Pero los rallies siempre fueron un hobby», dice. Y entre los rallies, uno de los más conocidos es el Dakar: «Sí, me gustaría poder correrlo alguna vez».