Djokovic sobrevive a 100 errores no forzados

Novak Djokovic
Novak Djokovic

Irreconocible ante un notable Simon, el número uno necesita cinco sets para meterse en cuartos de final del Abierto de Australia. Bautista también cayó en la manga final ante Berdych.

Lo nunca visto: 100 errores no forzados de Djokovic. Pese a ser un partido de cuatro horas y media, son demasiados para el tenista más seguro del mundo, para el mejor, que se metió en cuartos de final de su torneo fetiche, el Abierto de Australia, dando una lección de supervivencia. Parte de culpa, por supuesto, la tuvo Gilles Simon, su oponente, un jugador capaz de desesperar a cualquiera. Parece que no hace nada, y así, sin esfuerzo aparente, va colocando pelotas profundas, una tras otra, hasta provocar el fallo. Y como sea el contrario quien deje una bola corta, es capaz de apretar. El francés puso contra las cuerdas al número uno del mundo sin tener un gran saque, lo que multiplica el mérito. El mal partido se Nole se notó también en su mala gestión de los puntos de «break», logrando «sólo» seis de 25 oportunidades, respondido de manera parecida por Simon, que únicamente pudo romper el saque a su oponente cuatro veces de 18 opciones. También se notó que no era su día en el nerviosismo de su entrenador, Boris Becker, que no paraba quieto en el palco. Pero los buenos es lo que tienen. Jueguen bien o mal, ganan, aunque sea al límite (6-3, 6-7 [1/7], 6-4, 4-6 y 6-3)

Comenzó mandando Djokovic, moviendo a Gilles Simon, la forma de impedirle que ejecute su tenis machacón, pero con la pérdida del «tie break» del segundo set comenzaron los problemas. Parecía descoordinado el serbio, mandando fuera pelotas que normalmente no falla, tanto con la derecha como con el revés. Abría los brazos como diciendo: «No entiendo nada»; pero aun así salió victorioso en la tercera manga, en la que se produjo un carrusel de «breaks». Parecía encauzar el duelo el líder de la ATP, que hubiera ganado fácil si enfrente no hubiera tenido a un tenista que jamás va a perder la paciencia. Siguió con su plan Simon para forzar el quinto parcial en plena desesperación de Nole, que por momentos pareció el tenista inconsistente de hace muchos años. Harto del intercambio contra una «pared», cortaba las jugadas con dejadas constantemente. Casi nunca le funcionó.

Pero en el set definitivo volvió el Djokovic demoledor. Su gran diferencia con el resto de jugadores desde hace tiempo es de cabeza además de tenística. La concentración en los momentos decisivos le distingue, y en los octavos de final de Australia lo volvió a demostrar. Le faltó algo de pujanza a Simon, contento quizá con haber llevado al límite al número uno, que sacó mejor y jugó más centrado hasta colocarse 5-1. Se dio un respiro en ese momento y el francés se le acercó a 5-3, pero en el servicio definitivo no tembló Nole, para finalizar con un revés paralelo que le llevó a cuartos. El partido puede haber generado dudas en el gran favorito, aunque, pese a ello, no pierde esa condición. En casi todos sus triunfos en Melbourne ha necesitado cinco sets para pasar una ronda (especialmente cuando se ha visto con Wawrinka, pero también con Murray) para terminar venciendo.

Bautista, a un paso

Tomas Berdych supuso el final del camino para el castellonense Roberto Bautista, pero el final podría haber sido bien distinto. Ganó el primer set el español y tuvo oportunidades de ponerse 2-0, lo que hubiera supuesto un muro demasiado alto para el checo. Igualó el duelo Berdych y comenzó una batalla decidida en cinco parciales. No se rindió Bautista pese a verse 5-1 abajo en la manga definitiva. Siguió peleando y se colocó 5-3, pero no fue suficiente. De todas formas, el Abierto de Australia le ha servido para demostrarse que puede competir contra los mejores. Al número seis del mundo le acorraló. Melbourne ha supuesto un salto para él.


Resultados.


Cuadro masculino, octavos: Djokovic (Ser, 1) ganó a Simon (Fra, 14), 6-3, 6-7 [1/7], 6-4, 4-6 y 6-3; Nishikori (Jap, 7) a Tsonga (Fra, 9); 6-4, 6-2 y 6-4; Berdych (RCh, 6) a Bautista (Esp, 24), 4-6, 6-4, 6-3, 1-6 y 6-3. Federer (Sui, 3)-Goffin (Bel, 15). Mañana (Madrugada del domingo al lunes, desde la 1:00, Eurosport): Kuznetsov (Rus)-Monfils (Fra, 23); Raonic (Can, 13)-Wawrinka (Sui, 4); Ferrer (Esp, 8)-Isner (EE UU, 10) y Tomic (Aus, 16)-Murray (GBr, 2).


Cuadro femenino, octavos: S. Williams (EE UU, 1) ganó a Gasparyan (Rus), 6-2 y 6-1; Sharapova (Rus, 5) a Bencic (Sui, 12), 7-5 y 7-5; Radwanska (Pol, 4)-Friedsam (Ale); Carla Suárez (Esp, 10)-Gavrilova (Aus). Mañana (Madrugada del domingo al lunes, desde la 1:00, Eurosport): Kerber (Ale, 6)-Beck (Ale); Azarenka (Bie, 14)-Strycova (RCh); Konta (GBr)-Makarova (Rus, 21); Keys (EE UU, 15)-Zhang (Chi).